Tacna en tensa calma tras declaratoria de emergencia por desmanes

24

A partir de la medianoche de hoy Tacna fue declarada en estado de emergencia con lo cual las Fuerzas Armadas intervendrán para contribuir a resguardar el orden público. La decisión fue tomada por el Poder Ejecutivo luego de una jornada violenta que se caracterizó por el ataque a instalaciones públicas, en el marco de protestas contra el recorte del canon minero y la muerte de un lugareño.

A partir de la medianoche de hoy Tacna fue declarada en estado de emergencia con lo cual las Fuerzas Armadas intervendrán para contribuir a resguardar el orden público. La decisión fue tomada por el Poder Ejecutivo luego de una jornada violenta que se caracterizó por el ataque a instalaciones públicas, en el marco de protestas contra el recorte del canon minero y la muerte de un lugareño.

La suspensión de garantías constitucionales por 30 días fue aprobada por el Consejo de Ministros, confirmó el titular del Interior, Remigio Hernani.

Como se recuerda ayer Tacna se convirtió en un polvorín al enfrentarse policías y pobladores en la plaza José Olaya del distrito de Ciudad Nueva, a 15 minutos del centro de la Ciudad Heroica. Empero esta mañana se vive una tensa calma según diversos reportes radiales.

Ayer, una vez conocida la declaratoria del estado de emergencia en la ciudad de Tacna, las fuerzas militares ganaron las calles de Tacna, y comenzaron a desplazarse por las principales arterias de la ciudad, cerca de 15 tanquetas del ejército intentaban recuperar el orden en la ciudad, sin saber que recibirían como respuesta, la alterada reacción de la población que incluso arremetió contra las tanquetas.

Las protestas se trasladaron en el cono norte no cesaron y llegando incluso la turba a incendiar el Módulo de Justicia del distrito de Alto de la Alianza. Las protestas se trasladaron también al cono sur de la ciudad, donde cientos de pobladores de esta localidad, llegaron a tomar la comisaría del sector, producto del enfrentamiento entre policías, militares y civiles un menor de edad perdió la vida al ser impactado por una bala en la zona del abdomen.

Una turba intentó tomar la comisaría del sector y luego incendió la carpintería, almacenes y la oficina del Area de Cultura y Deporte del local municipal. La gresca duró más de 10 horas y dejó 70 heridos, entre ellos 50 civiles y 20 policías, además de 70 detenidos.

Según testigos, los efectivos policiales de la Dinoes enviados desde Lima atacaron sin motivo a los manifestantes que se concentraron para marchar hacia el centro cívico.

Al mediodía, un helicóptero aterrizó en la plaza principal de Ciudad Nueva para aprovisionar de bombas lacrimógenas y municiones a los policías que se enfrentaban a los pobladores que rechazan el recorte del canon minero.

La marcha buscaba exigir justicia por el deceso de Gelmer Arpasi Valeriano, ingeniero muerto por el impacto de una bomba lacrimógena que le reventó en la cabeza durante la represión policial en el puente Camiara, el jueves pasado.

Según José Mejía, presidente del Frente de Defensa de Tacna, la población dispuso continuar con el paro indefinido que había sido suspendido la tarde del lunes a manera de una tregua de tres días al gobierno.

Artículos relacionados