Hannah Jones, la niña con leucemia que no confía en la medicina

1

Hannah Jones de 13 años, originaria del noroeste de Londres, fue diagnosticada con leucemia a la edad de 4 y luego de varios años de quimioterapia y una docena de operaciones, no desea pasar más tiempo en un hospital.

Hannah Jones de 13 años, originaria del noroeste de Londres, fue diagnosticada con leucemia a la edad de 4 y luego de varios años de quimioterapia y una docena de operaciones, no desea pasar más tiempo en un hospital.

Su padre, Andrew Jones, declaró que las autoridades sanitarias inicialmente trataron de asegurarse de que la joven recibiría el transplante.

“Si no llevábamos a Hannah al hospital, ellos se pondrían en contacto con un juez, el cual podría expedir una orden legal, que en caso de ser necesario, les permitiría quitárnosla forzosamente”, afirmó.

Una trabajadora social apoyó la decisión de Hannah, logrando que la posibilidad de un transplante obligatorio fuera desestimada.

La chica ha pasado la mayor parte de su vida en hospitales para combatir el cáncer y una cardiomiopatía que hace que su corazón sólo pueda bombear un 10 por ciento de la sangre requerida. Los médicos le dan seis meses de vida si no se somete a la intervención.

La joven desea con visitar Disneylandia, pero su sueño se esta viendo frustrado por la imposibilidad de obtener un seguro de viaje.

“Disneylandia es el sueño de toda mi vida y podría cumplirlo gracias a la caridad de otros, pero las aseguradoras han detenido todo el proceso; por eso espero que alguna compañía vea esto y me ayude a conseguir un seguro de viaje”, manifestó Hannah.

En el Reino Unido, los menores de 16 años no poseen el derecho a tomar decisiones médicas; no obstante la corte ha comprendido ecuánimemente las consecuencias de la decisión tomada por esta valiente joven.

Artículos relacionados Más del autor