El general Donayre enviará carta de disculpas a chilenos y a su homólogo Izurieta

17

Aunque ya corrio mucha sangre bajo el puente, el comandante general del Ejército, Edwin Donayre, anunció que enviará una carta al pueblo chileno y a su homólogo, general Oscar Izurieta Ferrer, para ofrecer disculpas por sus expresiones agraviantes contra ese país.

Aunque ya corrio mucha sangre bajo el puente, el comandante general del Ejército, Edwin Donayre, anunció que enviará una carta al pueblo chileno y a su homólogo, general Oscar Izurieta Ferrer, para ofrecer disculpas por sus expresiones agraviantes contra ese país.

Como se recuerda Donayre expresó en una cita privada con militares de alta graduación -según un video colgado en Youtube- que si un chileno entraba al Perú saldría sólo en bolsas plásticas o en un cajón.

"No me quita nada el hacer el desagravio correspondiente al pueblo de Chile. Yo le enviaré una carta oficial al comandante general del Ejército de Chile, general Óscar Izurieta Ferrer, para presentarle mis disculpas", dijo en entrevista con el diario ‘Correo’.

Donayre explicó que dichos comentarios fueron lanzados “en ambiente de chanza, de pachotada, con amigos personales”. Asimismo, el jefe del Ejército argumentó que sus criticadas declaraciones fueron realizadas en el ámbito privado, en una reunión social y son propias de su personalidad, por lo que supone que ha sido objeto de una manipulación "maliciosa".
 
“Fue dicho dentro de un ambiente de chanza, de pachotada, entre amigos personales (…) Se tiene que entender también que es mi manera de ser”, explicó.

Acusa a caviares

Cuando se le consultó quien estaría detrás de la difusión del material audiovisual, el general anotó que era predecible en momentos que está en marcha el proceso de cambios y ascensos en las Fuerzas Armadas y no descartó que sectores de la izquierda acomodada o "caviar" haya querido perjudicarlo.

"Lo digo expresamente: los "caviares" tienen pretensiones de inmiscuirse en temas que competen exclusivamente a las Fuerzas Armadas, como aquel de reducir a su mínima expresión a nuestras FF.AA. También existen las pugnas de poder dentro del mismo Ejército. Estoy de acuerdo en que todos tenemos ambiciones legítimas, pero los procedimientos para alcanzarlas también deben ser legítimos", indicó.

Agregó que también está el grupo de empresarios proveedores que estaban enquistados más de 20 años. "Ahora puedo garantizar que todos los artículos que se entregan a mis soldados son de la mejor calidad, y en las cantidades suficientes. Creo que ese círculo de corrupción que ha estado durante casi 20 años, con empresas proveedoras que eran las únicas ganadoras, se ha roto", dijo.

Artículos relacionados