Rómulo León fue quien identificó a “Business Track” como responsable de chuponeo afirma su abogado

27

El abogado del hoy detenido Rómulo León Alegría, Eduardo Roy Gates, anunció que fue su patrocinado quien informó oportunamente a las autoridades judiciales y del Parlamento que la empresa "Business Track" sería una de las responsables de espiar sus comunicaciones telefónicas.

El abogado del hoy detenido Rómulo León Alegría, Eduardo Roy Gates, anunció que fue su patrocinado quien informó oportunamente a las autoridades judiciales y del Parlamento que la empresa "Business Track" sería una de las responsables de espiar sus comunicaciones telefónicas.

En declaraciones a Correo, Roy Gates consideró sospechoso que dos medios de prensa -que manejaron información privilegiada sobre el escándalo de los Petroaudios- hoy atribuyan a un testigo secreto tal versión.

"Mi cliente informó oportunamente sobre sus sospechas en torno a esta empresa Business Track con la reserva del caso", detalló a periodistas que lo esperaban en RPP.

Como se recuerda hoy el diario La República identifica a un supuesto testigo clave 000917, como el personaje que informó a los jueces en torno a los responsables del espionaje además de tratarse de un agente a quien no le pagaban oportunamente sus honorarios.

El 000917 sería ex agente de la Dirección de Inteligencia de la Marina que trabajaba para la compañía “Business Track” (BTR) fue quien reveló al Ministerio Público que un equipo de la empresa de propiedad del vicealmirante (r) Manuel Ponce Feijóo “chuponeó” el teléfono de Rómulo León Alegría y grabó sus conversaciones sobre las negociaciones ilegales para obtener concesiones petroleras en beneficio de la firma noruega Discover Petroleum.

Según el matutino, los directivos lo expulsaron luego de que le atribuyeron haber filtrado información al diario La República (26/10/08) que relacionaba a BTR con los “petroaudios” y con la empresa Petro Tech Peruana (PTP), competidora de Discover Petroleum.

Cuando este diario hizo la investigación sobre el origen de los “petroaudios”, una funcionaria de BTR, Giselle Giannotti Grados, negó cualquier vínculo con el “chuponeo” a Rómulo León y dijo que su empresa más bien se dedicaba especialmente a la seguridad de información.

Otro contacto de la República en BTR deslizó que según la información que había recibido el espionaje telefónico a León lo había practicado la empresa “Andrick Service” con equipos de la Dirección de Inteligencia de la Marina. El ex oficial de la Marina Erick del Águila Villar, dueño de “Andrick Service”, y el instituto naval rechazaron la versión. La fuente de BTR estaba desviando la investigación. Ahora se sabe por qué.

Artículos relacionados