ONU pone la cruz a ‘La Paisana Jacinta’ y al ‘Negro mama’

70

y el , conocidos personajes de teleseries humorísticas del Perú, han sido cuestionados por un informe del Comité sobre la Eliminación de Discriminación de la Organización de las Naciones Unidas – .

Ambos personajes con cuestionados en un documento que habla del avance en la lucha contra la exclusión étnica en el Perú. Además de este caso, la oficina de observación internacional a cargo de Alexei Avtonomov, observó el proceso de políticas como la Consulta Previa, los resultados de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR), las esterilizaciones forzadas, la segregación étnica en la sociedad y la programación televisiva que promueve estigmas discriminatorios.
 
Entre estos temas, se refirió específicamente a ‘La ’ y al ‘Negro mama’ como personajes que fomentan discriminación y estereotipos negativos sobre personas de origen indígena o africano a través de la televisión local. 
Aunque los expertos saludaron la intención por parte del Ministerio de Transportes y Comunicaciones de retirar del aire el programa que se transmite en Frecuencia Latina, lamentaron que la iniciativa no haya podido concretarse este año, en el que se relanzó.
 
Un experto del Comité CERD expresó que “el programa es ofensivo, especialmente para las mujeres indígenas, y retrata una idea errada de superioridad de la cultura europea sobre la nativa bajo el disfraz de la comicidad.” 

Sin embargo, cuestionó la popularidad del programa como garantía para que este siga transmitiéndose y consultó a la delegación sobre las medidas que el gobierno peruano está tomando para promover la educación necesaria que elimine el consumo masivo de este tipo de programas.
 
En razón a esta denuncia, la representación peruana aseguró que el gobierno promueve políticas de antidiscriminación en el país a través del Ministerio de Cultura, desde donde se desarrolla un código de ética para los medios de comunicación. Sin embargo, resaltó que la libertad de expresión suele limitar los procesos para la erradicación de estereotipos. 
 
En otro momento, el Comité CERD volvió a mencionar el cuestionado programa, al considerar que el contenido de la televisión nacional representa el reflejo de las actitudes de las peruanos sobre sociedades como la indígena. Además consultó si la población en general estaba informada sobre las actividades tomadas por el gobierno para contrarrestar estos efectos negativos.
 
A su tiempo, la representación peruana sostuvo que “La Paisana Jacinta” había sido suspendido por un lapso de tres años, pero que ahora está ocupando la programación en horario familiar nuevamente y que esto significa un retroceso en las medidas.
 
Como viceministro de Derechos Humanos y Acceso a la Justicia en representación del Perú, José Ávila Herrera expresó que la delegación ha tomado nota sobre los comentarios vertidos por el Comité y que el único camino para tener una sociedad más justa es a través de la incorporación de valores e igualdad en todos los estratos sociales. Asimismo, Avtonomov calificó el caso de los programas de televisión como emblemático, dado que encarnan y fomentan el racismo como una actitud natural entre las personas. / La Ley

Artículos relacionados