Médicos, profesoras y secretarias con más estrés según EsSalud

80

Médicos, docentes, , cajeras y administrativos que permanecen frente a un computador por más de cuatro horas son más propensos a sufrir del síndrome “burnout”, un trastorno emocional por estrés causado por el trabajo.

“La sobrecarga laboral cambia el comportamiento y el estado de ánimo del colaborador debido al agotamiento físico y mental, ocasionando el Síndrome de Burnout. Este suele afectar con mayor frecuencia a aquellas personas que trabajan dando atención a terceros” afirmó el psiquiatra de César Aliaga Vargas.

El especialista dijo que estos trabajadores están expuestos a ruidos molestos, hacinamiento, sobrecarga laboral y a la exigencia propia de la atención al público.

“El colaborador se vuelve irritable, malhumorado, está desmotivado e inclusive pierde la ilusión de trabajar, se torna suspicaz, está a la defensiva, muestra indiferencia hacia los usuarios y muestra agotamiento mental”, explica.

El psiquiatra dijo que este trastorno ocasiona que se presente escasa energía, menor productividad y calidad. “Hay casos en los que se presenta deterioro cognitivo, olvido, pérdida de memoria de funciones dentro y fuera del trabajo, mayor dificultad para aprender nuevas tareas”, puntualizó el doctor Aliaga.

Indicó también que este síndrome afecta el sistema locomotor propiciando dolores musculares y articulares, contracturas, problemas gastrointestinales, cardíacos, incrementando la presión arterial, afecciones de la piel, dolores de cabeza o cefaleas, mareos, la disminución de la libido y el incremento del apetito.

“Síntomas que entrañan peligro puesto que el trabajador normalmente no nota, ni considera”, agregó.

“Si el colaborador permanece en este estado por más de seis meses, la enfermedad se vuelve crónica y puede desembocar en el incremento de conductas perjudiciales y adictivas, alteraciones de sueño, trastornos ansiosos y crisis de pánico, los cuales afectan la vida de familia, amical, sentimental, el clima laboral de su organización”, explicó.

El especialista recomendó terapias de relajación, meditación, música, terapia física con el objetivo de relajar la tensión muscular. “Practicar habitualmente algún deporte, cuidar hábitos alimenticios, baños sauna, apucuntura, tai chi, evitar la comida chatarra, el tabaco y el alcohol, dormir a sus horas,”, recomendó.

Artículos relacionados