Cachorros ganan y el campeón de la Serie Mundial de las Grandes Ligas se conocerá mañana

46

Los (Cubs) de lograron igualar 3-3 la Serie Mundial de las Grandes Ligas de ,  luego de vencer en el Progressive Field de a los por 9-3. Con este resultado, el campeón de la 2016 se conocerá el día de mañana, cuando ambas novenas se vuelvan a enfrentar por última vez en la temporada.

Dos outs consecutivos en el inicio del encuentro, hicieron  creer que el abridor local, Josh Tomlin, tenía todo bajo control, y más aún después de poner en jaque con dos strikes al tercera base de Chicago, Kris Bryant.

Sin embargo,  en el siguiente lanzamiento, Bryant consiguió conectar potentemente la pelota para direccionarla hacia el jardín izquierdo marcando un gran jonrón ante la incredulidad del público de Cleveland. CI 0 VS 1 CHC.

Acto seguido, con sencillos ejecutados, Anthony Rizzo y Ben Zobrist (que se colocaron en las almohadillas al producir previamente sencillos) aumentarían la cuenta, gracias a un doble empalmado por Addison Russel. Cabe resaltar, que dicho imparable bien pudo representar un elevado resuelto por el conjunto contario, pero los jardineros Tyler Naquin (central) y Lonnie Chisenhall (derecho) y no se hablaron, y por tal motivo, la bola terminó cayendo en el césped. CI 0 VS 3 CHC.

Si la labor del pitcher abridor de los Cachorros, Jake Arrieta, se mostraba muy sólida, todo lo contrario sucedía con Tomlin, quien le dijo adiós al compromiso antes de culminar el tercer inning, tras pasar por bolas a Kyle Schwarber y permitir nuevamente sencillos de Anthony Rizzo y Ben Zobrist, respectivamente.

Al montículo llegaría, el primer relevista de Cleveland, Dan Otero, que sumó dos bolas seguidas para después  ser vulnerado por el sensacional impacto de Addison Russel, que le dio la bienvenida al lanzador local con un Grand Slam, pues su gran batazo hacia el jardín central, permitió que también lleguen al home plate sus compañeros  Schwarber, Rizzo y Zobrist. Obviamente, tras lo sucedido,  los aficionados de los Indios se quedarían mudos a consecuencia del poder ofensivo de la visita. CI 0 VS 7 CHC.

Las 7 carreras de diferencia prácticamente liquidaron este sexto juego de la Serie Mundial, pese a que la novena de Cleveland intentó reducir el marcador, logrando ese cometido gracias a las rayitas anotadas Jason Kipnis en el cuarto y quinto tramo, respectivamente, El primer descuento llegaría vía un sencillo ejecutado por Mike Napoli, y la otra anotación, a través de un cuadrangular al  mandar la bola hacia el jardín izquierda. CI 2 VS 7 CHC.

Otro golpe fuerte sufrirían los anfitriones en la última entrada, cuando Anthony Rizzo adivinó el lanzamiento del relevista Mike Clevinger para registrar un nuevo jonrón, el mismo que impulsó también hacia la caja a Kris Bryant. CI 2 VS 9 CHC.

Con el encuentro prácticamente decidido, los Indios maquillaron el marcador en su último turno ofensivo  con una rayita marcada por el emergente Brandon Guyer, que llego a home remolcado por el hit consolidado por el receptor puertorriqueño, Roberto Pérez. CI 3 VS 9 CHC.

La labor de Jake Arrieta fue vital a favor de Chicago almenos en los cuatro primeros  episodios. En sus 5.2 innings de trabajo total sumó 9 innings, 3 pases por bolas y 3 hits concedidos (de los cuales el rival anotó dos carreras, una por la vía del jonrón). Su performance sería complementado eficientemente, por Mike Montgomery, el cubano Aroldis Chapman, el dominicano Pedro Strop y Travis Wood.

Por su parte, Josh Tomlin, no generó ponches y más bien otorgó un pase por bolas y permitió 6 hits para que el cuadro contrario registre 6 carreras, una de ellas de cuadrangular. Luego de 2.1 entradas, el abridor de Cleveland fue secundado hasta por cinco relevistas.

El día de mañana se disputará el último juego de la Serie Mundial en el Progressive Field de Cleveland (7:07pm), donde se conocerá por fin al campeón de MLB 2016. Mientras, los Indios buscarán el titulo luego de 68 años, los Cachorros de Chicago harán los mismo después de 108 años. Sin duda, será un JUEGAZO.

Foto: Web del diario CHICAGO TRIBUNE.

Por Luis Miguel Guerrero.            

Artículos relacionados