Alberto Fujimori en la Diroes (La República)
El expresidente tiene plenas en su celda del de la según un video difundido hoy por el diario La República.
 
En las imágenes se revela que el exgobernante tiene facilidades para plantar sembríos en todo el perímetro de su prisión y hace comentarios jocosos sobre la enfermedad que sustenta su pedido de indulto.

El video data de julio del 2012 y contiene una conversación de 8 minutos entre y dos altos funcionarios del Establecimiento Barbadillo, donde el interno ex presidente cumple condena.

Una plaga de mosca blanca había atacado los sembríos plantados por Fujimori dentro del perímetro del establecimiento. Los funcionarios aguardaban al interno para darle cuenta y consultarle.

A la una y 42 minutos de la tarde, Fujimori aparece por la puerta interior de su celda. Viste camisa rosada, casaca ploma, pantalón oscuro y camina con presteza.

Los funcionarios penitenciarios salen a su encuentro y lo saludan. Lo tratan de ingeniero.

–Justo lo esperábamos … con la mosca blanca –comienza diciéndole el más locuaz de ellos–. Mire cómo está –le explica y le acerca en su mano un fruto parecido a la chirimoya. Es el noni, de origen oriental. Se le atribuye propiedades anticancerígenas.

–Acá hay un gusanito –insiste el representante de la autoridad en tanto su índice apunta a una parte sensible del fruto. Fujimori lo palpa.

La mosca blanca es un insecto pequeño, de 1 a 1.5 milímetros de largo, con un pico tipo chupón para succionar la savia de las plantas

–Y todo está así –pregunta el interno ex mandatario–.

–Prácticamente todo. El ingeniero Elvis del Senasa dijo: “le ha caído la mosca blanca”.

–¿Y qué ha  recomendado?
–Va a venir Senasa (Servicio Nacional de Sanidad Agraria), a ver qué hace. Usted, ingeniero, ¿qué recomienda?

–Pero ellos van a venir.

–Van a demorar, de repente una semana, 15 días, y esto está cargadito –opina el funcionario con cierta autoridad administrativa.

–Está bonito, ¿no? –musita Fujimori.

–Está bonito –asiente su interlocutor.

–El fruto es bastante, pero (la plaga) no lo deja desarrollar. En el mercado he visto más grandes –advierte el segundo de los vigilantes, quien por fin se anima a intervenir.

Tras una rápida observación del fruto enfermo, Fujimori define.  No hay necesidad de esperar a Senasa. Con lo visto, basta, concluye.

Lea más en www.larepublica.pe 

Deja un comentario

Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.