Chofer atropella a inspectora municipal de Surco para evitar intervención

1

En su primer día oficial de operaciones, los Inspectores Municipales Distritales de Transporte de la Municipalidad de Santiago de Surco, pasaron por un mal rato.

 

 

En su primer día oficial de operaciones, los Inspectores Municipales Distritales de Transporte de la Municipalidad de Santiago de Surco, pasaron por un mal rato.

 

 

Y es que un irresponsable conductor, quien evitó una intervención de rigor, atropelló a una de las inspectoras ediles, causándole una severa contusión.

La inspectora municipal Johanna Saavedra Sánchez se percató que el chofer que conducía la station wagon de placa TIH – 325 a la altura del supermercado Plaza Vea de “La Bolichera” (Próceres con Tomás Marsano) estaba “jalando” gente a manera de colectivo o taxi, pero sin el respectivo casquete autorizado para esta función, razón por la cual advirtió de la irregularidad a una policía de tránsito ubicada en la zona.

Lejos de detenerse con la orden de la policía, el referido conductor continuó avanzando lentamente a lo que Johanna Saavedra lo interceptó, pero sin fortuna pues el taxista informal prosiguió, atrapándole el pie derecho con una de las llantas. “Pese a que le advertí que me estaba pisando y luego la grité, el sujeto nunca frenó. Pudo haberme destrozado el pie pero poco le importó”, reveló más adelante la víctima a la salida de una conocida clínica local.

Minutos después, en la Comisaría de Santiago de Surco, donde se dio parte del hecho, Javier Anco Ponce, con DNI 44024420, conductor de la referida camioneta, habría sostenido en  su descargo que la supervisora edil “se arrojó” sobre la movilidad, lo que fue refutado por la trabajadora y los propios efectivos policiales con los que se encontraba en el momento de su accidentada intervención.

Para sorpresa de todos, a la hora del operativo, Anco Ponce tenía licencia de tipo A-1 (particular) y no para realizar transporte de pasajeros, lo cual ya lo hacía pasible de una multa. No obstante, la agente municipal podría demandarlo también por Delito Contra la Vida, el Cuerpo y la Salud, y Resistencia a la Autoridad, de comprobarse que, efectivamente, el sujeto hizo caso omiso de las indicaciones y continuó la marcha sabiendo que estaba agrediéndola. 

 

Artículos relacionados Más del autor