Los tres odian a la prensa

Los tres odian a la prensaAl puro estilo del régimen de Alberto Fujimori y su ex asesor Vladimiro Montesinos, ambos presos en el Perú,  el gobierno del presidente de Bolivia Evo Morales, estaría implicado en espionaje telefónico,  que se habría ordenado contra sus opositores, entre políticos, periodistas, intelectuales y otros personajes.

Los tres odian a la prensaAl puro estilo del régimen de Alberto Fujimori y su ex asesor Vladimiro Montesinos, ambos presos en el Perú,  el gobierno del presidente de Bolivia Evo Morales, estaría implicado en espionaje telefónico,  que se habría ordenado contra sus opositores, entre políticos, periodistas, intelectuales y otros personajes.

Diversos medios bolivianos difunden hoy la versión del comandante de la Policía boliviana, Miguel Vásquez, quien admitió  que Inteligencia estaría implicado en estas acciones y que ya han iniciado una investigación en la Dirección de Responsabilidad Profesional de la institución.

El Alto Mando aseguró además que él nunca instruyó ningún espionaje a autoridades gubernamentales y que este “trabajo sucio” fue llevado a cabo por el Departamento de Inteligencia. “Allá les darán las respuestas. Aquí jamás se ordenó seguimiento alguno a ninguna persona y peor a autoridades nacionales”, dijo Vásquez y calificó esta labor como un “trabajo sucio”.

Tras la denuncia, el jefe de Inteligencia de Bolivia,  José Luis Centellas, sólo señaló que se trata de “guerra sucia”, pero el abogado del citado funcionario, Gabriel Rojas, dijo al diaroi La Razón de Bolivia, que  su cliente no emitió absolutamente ninguna orden. "La Policía está sobre una estructura jerárquica. El Comandante es la autoridad máxima. Mi cliente ejerce una dirección nacional y está sometido al principio de jerarquía”, dijo.

“Nosotros no vamos a permitir que (la Policía) se convierta en una instancia que genere información en persecución de ciudadanos. Estoy molesto por este hecho, los periodistas tienen plena seguridad y garantizado su trabajo”, aseguró.

Entre las pruebas del espionaje o chuponeo se observan las fotos de políticos como Jorge Quiroga (Podemos), Manfred Reyes Villa (prefecto de Cochabamba), José Luis Paredes (prefecto de La Paz), Gustavo Torrico (diputado del MAS) y otros ciudadanos, entre ellos el jefe de prensa de Unitel, Juan José Espada, ingresando a diferentes lugares.

Parlamentarios de Podemos solicitaron una investigación y los informes respectivos sobre el caso al ministro de Gobierno, Alfredo Rada, quien el miércoles dijo que desconocía esta situación y aseguró que él nunca ordenó perseguir a nadie.

A su turno, Gustavo Torrico, diputado del MAS  sostuvo ayer que los espionajes a políticos no fueron realizados por el Departamento de Inteligencia y que son actos que pertenecen a una “guerra sucia policial”. “No es una cosa organizada por el servicio de Inteligencia, es una guerra sucia policial, policías que hacen aparecer unos truchos informes con el afán de dañar a otros policías en esta carrera por el generalato”.

Redacción En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.