En un acto repudiable, funcionarios del hospital de Policía retuvieron al periodista del diario El Comercio José Santillán y el camarógrafo de la televisora de cable Canal N Luis Corrales, luego que ambos ingresaran a dicho nosocomio para recoger denuncias de pacientes sobre un supuesto desabastecimiento de medicinas.

En un acto repudiable, funcionarios del hospital de Policía retuvieron al periodista del diario El Comercio José Santillán y el camarógrafo de la televisora de cable Canal N Luis Corrales, luego que ambos ingresaran a dicho nosocomio para recoger denuncias de pacientes sobre un supuesto desabastecimiento de medicinas.

Ambos ingresaron junto a representantes de la Defensoría del Pueblo que realizaban una inspección  programada pero durante la diligencia fueron retenidos por los efectivos de la Policía, quienes argumentaron que ambos incurrieron en el delito de usurpación de funciones por usar chalecos de la Defensoría.


En declaraciones a la prensa, a su salida del hospital, Santillán Arrúz aclaró que la Defensoría les proporcionó esta indumentaria invitándoles a formar parte de la comitiva que iba a realizar la inspección.


Agregó, que el hecho de usar el chaleco de la Defensoría no significa de ningún modo que haya estado usurpando las funciones de nadie y dijo que en todo momento se identificó como periodista del diario El Comercio.


Asimismo, señaló que durante las horas que estuvieron retenidos los agentes de la División de Estafas de la Dirincri los interrogaron como si se tratara de un delincuente. En tal sentido, rechazó la postura altisonante de los oficiales generales, encargados del hospital, quienes de manera ilegal lo han retenido por cuatro horas.

 

Redacción En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.