No entendemos como demoró tanto tomar la firme decisión de reconstruir el histórico teatro municipal. Pese a los compromisos de millonarias donaciones y el respaldo de especialistas internacionales, el Municipio de Lima priorizaba las obras viales, las escaleras y otras obras locales, pero menos mal que recién se pone los pantalones.

No entendemos como demoró tanto tomar la firme decisión de reconstruir el histórico teatro municipal. Pese a los compromisos de millonarias donaciones y el respaldo de especialistas internacionales, el Municipio de Lima priorizaba las obras viales, las escaleras y otras obras locales, pero menos mal que recién se pone los pantalones.

 La arquitecta Flor de María Valladolid, presidenta de Emilima y gerenta del proyecto de restauración del Teatro Municipal, anunció que los trabajos de reconstrucción se iniciarán dentro de dos meses.

La labor de ingeniería del expediente técnico estuvo a cargo de Invermet (Instituto de Inversiones Metropolitano) y tuvo dos supervisores en la parte técnica: el grupo Casabone y la Facultad de Arquitectura de la UNI, que también supervisó lo que será el delicado trabajo de restauración.

La etapa inicial del proyecto que corresponde a la reconstrucción del teatro, la restauración de la caja escénica y la construcción de una playa de estacionamiento para 150 vehículos tendrán un costo de 30 millones de soles y se prevé que estará lista en 18 meses, aproximadamente. La ejecución de este esperado trabajo estará financiado por los ingresos que genera el Circuito Mágico del Agua del Parque de la Reserva.

El incendio de 1998 no dañó la estructura del teatro, pero todo el recubrimiento fue devorado por las llamas. "El proceso de restauración es lo más delicado que tiene el teatro y es lo que demanda más tiempo. Este es un trabajo manual artístico para que la parte incendiada quede como antes", reveló Valladolid .

Agregó que la restauración comprende el tratamiento y el revestimiento de todos los detalles, como frisos y paramentos. Hicimos todos los moldes con un equipo de restauradores y de artesanos para dejar el teatro exactamente como estaba. "Vamos a tratar de hacerlo con las técnicas originales mejoradas con los aditivos y materiales que actualmente existen para darle una mayor calidad y, sobre todo, para que tenga resistencia a cualquier riesgo futuro", añade Valladolid.

El nuevo Teatro Municipal tendrá butacas modernas y cómodas. El proyecto prevé que tanto el cambio de butacas como la restauración de los palcos los puedan financiar personas naturales o empresas a cambio de reconocimientos perpetuos o su uso en algunas ocasiones especiales. "El objetivo es que los ciudadanos estén comprometidos y que cada butaca tenga el nombre de quien la donó", explica Valladolid.

Redacción En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.