Alan García habló de disminuir la pobreza, pero nada sobre corrupción

19

Alan GarcíaEl Presidente de la República, Alan García Pérez, expresó hoy 28 de julio -en su mensaje a la Nación por Fiestas Patrias- el propósito de su gobierno de redistribuir mejor la riqueza y aumentar los recursos para disminuir la pobreza un 30% al final de su gestión, sin embargo no pronunció una sola palabra sobre la corrupción del régimen y los procesos judiciales que involucran al ex mandatario Alberto Fujimori.

Alan GarcíaEl Presidente de la República, Alan García Pérez, expresó hoy 28 de julio -en su mensaje a la Nación por Fiestas Patrias- el propósito de su gobierno de redistribuir mejor la riqueza y aumentar los recursos para disminuir la pobreza un 30% al final de su gestión, sin embargo no pronunció una sola palabra sobre la corrupción del régimen y los procesos judiciales que involucran al ex mandatario Alberto Fujimori.

En su exposición de 1 hora 45 minutos (se inició a las 11:30 am), el mandatario hizo un balance del último año de su gestión y en sus proyecciones hasta el 2011, vislumbró una mejora sustancial en todos los sectores.

Luego de ser recibido en la puerta del Palacio Legislativo por la Comisión de Recibo, ingresó al hemiciclo por la puerta central de los Pasos Perdidos. Al ser visto por el público en las galerías, sonaron los aplausos, a los que el mandatario respondió con el brazo en alto y luego saludó a los congresistas, ministros y presidentes de los poderes públicos.

En seguida, el titular del Parlamento, Javier Velásquez Quesquén, sin mayores preámbulos, lo invitó a exponer su mensaje al Congreso y a la Nación.

El compromiso inicial del Presidente García fue  evitar el innecesario gasto público, detener el incremento de la inflación, mejorar la infraestructura vial, disminuir la pobreza y a llevar adelante un mejor y coordinado trabajo con los gobiernos regionales y locales.

Al iniciar su discurso, García Pérez dijo que el Perú era parte del “huracán que atraviesa a los países ricos”, que ha dejado como consecuencias el alza de los alimentos (maíz, trigo), del petróleo y el consiguiente malestar e insatisfacción de la población.

Señaló que él comprendía las protestas ciudadanas, que nadie puede evitar la conmoción, pero, agregó, se está trabajando para que se afecte menos. Por estas razones, dijo, su gestión evitará el aumento innecesario del gasto y caer en imprudencias que contraigan el gasto e inversión.

 

Señaló que la economía en el presente año creció en un 9%, pero también la demanda en un 13% y sostuvo que esa diferencia se logrará con crecimiento prudente y la creación de más empleos. El crecimiento dependerá de la demanda y de un mayor consumo, pero se requerirá estabilidad

 

“2009 será mejor, pero debemos corregir las carencias”, dijo el mandatario en una autocrítica. Señaló, por ejemplo, las carencias en el sector Salud, en medicinas, de mayores efectivos policiales en las calles, de velocidad en la reacción ante los problemas sociales. Se comprometió a actuar con más serenidad y modestia.

 

A continuación, hizo un trazo general de los logros en los diversos sectores y anunció que están en camino tratados de libre comercio con China y México y que se había logrado que la OEA propicie un diálogo con los países de Europa para modificar la injusta ‘Ley del retorno’-

 

Informó que la inversión privada llegará a los 56 mil millones de dólares a diciembre del presente año, especialmente en manufacturas, industria, construcción y servicios, lo que ha posibilitado el crecimiento de un 9% en empleo urbano. Las exportaciones crecieron en un 17% y se espera un aumento a 23% a fines de 2009. Dijo que se necesitaba más tecnología y maquinaria.

 

Dio a conocer también, en otro momento de su mensaje, que a noviembre de 2008 un millón de peruanos será alfabetizado, 78 mil viviendas serán mejoradas y 800 mil peruanos tendrán luz y agua potable. Se ha entregado cinco mil títulos de propiedad, se ha construido 1760 kilómetros de carreteras que agrupan a cuatro mil centros poblados.

Destacó que el presente año se ha asegurado a un millón y medio de peruanos más con respecto a 2006, entre ellos los empleados por servicios no personales y del sector de la micro y pequeña empresa. Sin embargo, “lo material no es suficiente; falta una reforma del alma”, donde el cambio nace en cada ser humano para servir a los demás, dijo el Presidente ante el aplauso de congresistas, autoridades y público que colmó las galerías.

 

Al promediar la media hora de su discurso, el mandatario hizo, en adelante, un recuento de los logros en la mayoría de los sectores, iniciándose con el de transportes y comunicaciones, energía y electrificación, la industrialización del gas, concesiones petroleras, agricultura, industria, defensa y seguridad ciudadana (“se exige ahora un control de las revueltas y pandillas urbanas”), y anunció que pondrá en debate, y a opinión de instituciones e intelectuales, la creación del Ministerio de Cultura que promueva las artes, el cine y otras expresiones artísticas, como existe en la mayoría de los países del mundo.

 

Criticas de la oposición

Para el legislador del Partido Nacionalista (PN), Cayo Galindo, el Jefe de Estado omitió intencionalmente en su mensaje la problemática de la corrupción que afecta a diversas instituciones del Estado.

Además tampoco expresó una sola palabra respecto al proceso judicial contra el ex presidente Alberto Fujimori, quien lleva sobre sus hombros acusaciones por violación a los derechos humanos por las matanzas en Barrios Altos y la universidad "La Cantuta". A Fujimori se le atribuye la autoría intelectual de estas muertes como jefe del Comando Paramilitar "Colina".

 

Te puede interesar