Periodismo en Línea
Noticias del Perú y el mundo

EEUU recomienda no visitar ocho zonas restringidas en el Perú

21

El Departamento de Estado de Estados Unidos identificó ocho “áreas restringidas” a las cuales sugiere no viajar a sus turistas en Perú debido a riesgos de terrorismo y narcotráfico, como parte de un análisis del país que presenta un panorama desolador en cuanto a la seguridad de los visitantes.

El Departamento de Estado de Estados Unidos identificó ocho “áreas restringidas” a las cuales sugiere no viajar a sus turistas en Perú debido a riesgos de terrorismo y narcotráfico, como parte de un análisis del país que presenta un panorama desolador en cuanto a la seguridad de los visitantes.

El informe Perú: Información específica del país, difundido la semana pasada, se publica en medio de la expectativa de nuestro país sobre la entrada en vigencia del tratado de libre comercio (TLC), posiblemente a partir de enero, y cuando el país estaba vendiendo una imagen internacional favorable para el turismo y las inversiones.
 
Las zonas restringidas están ubicadas en los departamentos de Ayacucho, Cusco, Huancavelica, Huánuco, Junín, San Martín, Loreto y Ucayali, debido a la presencia del “grupo terrorista Sendero Luminoso” y narcotraficantes.
 
El Departamento de Estado señala específicamente como zonas de influencia de Sendero Luminoso las áreas rurales de Ayacucho, Huancavelica, Huánuco, Junín y San Martín (cinco de los 24 departamentos de Perú), donde esa organización, prácticamente eliminada la década pasada, ha perpetrado ataques en “grandes grupos y fuertemente armados” contra patrullas de las Fuerzas Armadas y la Policía.
 
Menciona la zona fronteriza de Perú con Colombia, en el departamento de Loreto, como “extremadamente peligrosa” por la presencia de elementos de la guerrilla colombiana y narcotraficantes.
 
En cuanto a Cusco, el mayor destino turístico en Perú, el Departamento de Estado hace notar que la zona restringida se limita a un radio de 20 kilómetros del territorio contiguo al río Apurímac y el departamento de Ayacucho.
 
Indica que se puede, sin embargo, visitar con seguridad las ruinas de Machu Picchu y que el recorrido del llamado Camino del Inca debería hacerse siempre con un guía.
 
En adición a las sugerencias sobre seguridad, recuerda a los estadounidenses que en Perú “es ilegal” viajar o hacer negocios con la aerolínea comercial Aerocontinente y su sucesora, Nuevo Continente (que no está en operación) debido a que la empresa fue puesta en una lista negra del Departamento del Tesoro por sus vínculos con el narcotráfico.
 
Dice que de los 260 mil estadounidenses que visitan Perú anualmente, “un pequeño pero creciente número” han sido víctimas de actos graves de delincuencia, como secuestros en automóviles, asaltos y robos armados que “son comunes en Lima y otras grandes ciudades”.
 
Menciona igualmente los “secuestros al paso” en los cuales las víctimas son retenidas en busca de fondos de sus cuentas bancarias que son extraídos a través de cajeros automáticos.
 
También alertó a los viajeros sobre “asaltos frecuentes” de individuos que rompen vidrios de los carros en las paradas de los semáforos a fin de robar joyas, carteras, mochilas o cualquier otro artículo visible de los ocupantes en el carro.
 
Afirma que llamar un taxi en la calle conlleva también sus riesgos debido a que los pasajeros han sido asaltados por los taxistas y sugiere llamar un taxi por teléfono en servicios asociados mayormente a los grandes hoteles.
 
Similar cautela pide a los que entran al país por el aeropuerto Jorge Chávez, ya que desconocidos se acercan a los viajeros simulando conocerlos o ser enviados por otros para llevarlos a un hotel cuando en realidad puede tratarse de un engaño.
 
El Departamento de Estado pide igualmente a los turistas no acercarse a grandes concentraciones de personas debido a que los ladrones que muchas veces son niños operan en grupo y se acercan a su víctima sin despertar sospechas.

Te puede interesar