Amalia y sus recuerdos sobre Jorge Mario Bergoglio

Jorge Mario Bergoglio, el , no estuvo al ajeno al de pareja en su adolescencia en su natal e incluso pudo terminar casado en el altar.

Su novia de la secundaria fue Amalia, y aunque tuvo la oportunidad de seguir a su lado, decidió dejarlo ir, la siguió su curso.

En entrevista con el canal argentino 26Noticias, Amalia contó detalles de su juvenil noviazgo, así como las palabras del actual .

“Si no me caso con vos, me hago cura”, le dijo un día Bergoglio a Amalia, su “novia” del barrio porteño de Flores, cuando apenas contaban doce años.

“Cuando eramos me escribió una y no le respondí. Yo lo que quería es que desapareciera del mapa. Mi papá me dio una paliza porque yo me atrevía a escribir la cartita de un muchacho. Me había dibujado una casita (en la cartita) que tenía techo rojo, blanca y abajo decía que esta era la casita que te voy a comprar cuando nos casemos” reflexiona Amalia visiblemente emocionada.

Más adelante relata cómo fueron esos tiempos de juventud en Flores “yo después no lo vi nunca más, mis padres me alejaron de él e hicieron todo lo posible por separarnos. Ahora
ambos somos muy humildes y quizás somos almas gemelas, porque amamos los pobres. Cuando pasó esto con mis padres yo le dije a Jorge que por favor no se acerque más porque lo iba a agarrar mi papá”.

Respecto a su vocación de sacerdote, Amalía dice “el corazón de él pidió que sea cura y así lo hizo. Hoy no tengo ganas de cruzarmelo porque está en un sitio muy alto y muy humilde, el entorno le exige rodearse de otra gente”.

En relación a lo que le diría Amalia a su exnovio relata “que nunca se aparte del camino, que se acuerde de sus raíces. Cundo lo vi por la televisión me puse de píe y le dije, Jorge te abrazo, por el cariño de toda una vida”.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.