Interrogatorio extremo en prisión de Guantánamo

10

Abogados de un canadiense prisionero en Guantánamo difundieron un video de un interrogatorio en el que su joven cliente, de 16 años, pide entre lágrimas ser liberado, en las primeras imágenes que se tienen del secreto mundo de los interrogatorios en la cárcel estadounidense.

Abogados de un canadiense prisionero en Guantánamo difundieron un video de un interrogatorio en el que su joven cliente, de 16 años, pide entre lágrimas ser liberado, en las primeras imágenes que se tienen del secreto mundo de los interrogatorios en la cárcel estadounidense.

El video de diez minutos, grabado en 2003 con una cámara oculta en una boca de ventilación, fue hecho público por abogados del prisionero más joven y el único occidental de Guantánano, Omar Khadr, y en él se ve a un agente secreto canadiense que le preguntó sobre los eventos que culminaron con su captura.

Khadr, también un ciudadano canadiense, está acusado de arrojar una granada que mató a un soldado estadounidense durante un enfrentamiento en Afganistán en 2002.

Las imágenes difundidas, disponibles en el sitio de videos YouTube, son un resumen de más de siete horas de interrogatorio en una celda, dijeron los abogados, citados por la cadena CNN.

El joven aparece sentado frente a una mesa de madera y llorando con su rostro entre sus manos. En otra secuencia se lo ve sentado en un sillón negro, al parecer en el mismo lugar.

En un momento, Khadr alzó su remera naranja para mostrar las heridas que dijo haber sufrido en el tiroteo tras el que fue capturado, y dijo a su interrogador que no podía mover bien el brazo y que no recibía un tratamiento médico adecuado.

"A mí me parece que están sanando bien", dije el agente canadiense sobre las lesiones. "No soy doctor, pero parece que está recibiendo un buen cuidado médico", agregó. "No. No lo estoy. Usted no está aquí" en Guantánamo, Cuba, respondió Khadr.

El agente, cuyo rostro aparece siempre tapado por un círculo negro sobreimpreso en la imagen, lo acusó entonces de usar sus heridas y su estado emocional para evitar el interrogatorio.

"A usted no le importo", replicó Khadr. El joven canadiense afirmó más tarde que fue torturado en el centro de detención militar estadounidense de la base aérea de Bagram, en Afganistán, donde estuvo preso primero luego de su captura en 2002. "Ayúdeme", rogó luego entre sollozos.

Te puede interesar