Periodismo en Línea
Noticias del Perú y el mundo

Los hijos de Alan García, protagonistas del 29 de julio

22

La Gran Parada Militar congrega a cientos de personas que se reúnen para ver desfilar a los integrantes de las Fuerzas Armadas. Sin embargo, en esta ocasión la principal atención estuvo puesta en el hijo del presidente Alan García, Federico Danton, quien hizo su segunda aparición en público. Además, los políticos y personalidades presentes en el estrado de honor también tuvieron su show aparte.

 

La Gran Parada Militar congrega a cientos de personas que se reúnen para ver desfilar a los integrantes de las Fuerzas Armadas. Sin embargo, en esta ocasión la principal atención estuvo puesta en el hijo del presidente Alan García, Federico Danton, quien hizo su segunda aparición en público. Además, los políticos y personalidades presentes en el estrado de honor también tuvieron su show aparte.

 

Desde muy temprano fueron llegando los primeros invitados de honor, entre ellos los congresistas Mauricio Mulder y Mercedes Cabanillas, quienes con una amplia sonrisa saludaron a los medios de comunicación y prosiguieron su recorrido a pie hasta ubicarse en sus asientos.

Sin embargo, el show se los llevaron los hijos de García. Todo empezó cuando el ex presidente del Congreso, Luis Gonzales Posada, llegó acompañado de un pequeño que al parecer es su nieto. Los periodistas se confundieron, pensando que se trataba de Federico Danton.

Minutos después y luego de un diálogo con los presentes, llevó al niño a un estrado lateral. Allí se observó la presencia de otro niño, quien indiscutiblemente era Federico Danton. 

Este llegaría minutos antes con la esposa del presidente Alan García, Pilar Nores, robándose la atención de la prensa en el lugar.

Al grupo se sumó su medio hermano, Alan Raúl, y junto con su nuevo compañero de juegos, el ya mencionado sobrino de Gonzales Posada.

Finalmente, tras la aparición del presidente de la República y el posterior protocolo se dio inicio al desfile militar que motivó a los invitados, aunque poco a poco se fueron apagando los ánimos. (Foto: Cortesía Andina)

Te puede interesar