Unas 73 personas murieron y al menos mil resultaron heridas el miércoles tras una invasión a un campo de fútbol en la ciudad egipcia de Port Said por parte de desadaptados hinchas.

“Esto es lamentable y muy triste. Es el mayor desastre en la historia del fútbol de “, dijo el viceministro de Salud, Hesham Sheiha, a la televisión estatal.

La violencia en los partidos de fútbol en el norte de Africa ha aumentado considerablemente desde que se iniciaron los disturbios políticos en toda la región hace más de un año.

Los disturbios del miércoles se produjeron en un partido entre Al Ahli, uno de los clubes más exitosos de , y Al Masry, un equipo con sede en Port Said, que ganó el encuentro por 3-1.

Las imágenes de televisión mostraron a los hinchas dentro de la cancha persiguiendo a los istas del conjunto visitante luego de el árbitro finalizara el encuentro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.