Yoda, pasó a mejor vida

La dueña del “” anunció la muerte de su mascota, a la edad de 15 años.

-como se llamaba la perrita- era una mezcla de Crestado Chino con Chihuahua. Y el animal saltó a la fama el año pasado cuando ganó un concurso internacional de perros feos, celebrado en California.

La perra era tan poco agraciada que cuando Terry Schumacher la vio por primera vezpensó que era una rata. Sin embargo, su apariencia le permitió ganar los US$1.000 de premio del certamen “El perro más feo del mundo”, en junio pasado.

tenía unos cuantos mechones de pelo, una lengua saliente y piernas delgadas y lampiñas. Pesaba sólo 1,8 libras (0.8 kilos) y fue encontrada por Schumacher abandonada en la calle.

Después del concurso apareció varias veces en televisión, incluyendo en un programa de cambio de apariencia. murió el sábado mientras dormía.

Su dueña dijo que extrañará “sus divertidas costumbres”, pero dijo consolarse sabiendo “que se reunió con mi mamá y mi papá que siempre la quisieron mucho”.

“En mi recuerdo vivirá para siempre”, declaró Schumacher.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.