Canciller Rafael Roncagliolo

Aunque ayer el Canciller aseguró que la suspensión de la visita de la fragata británica  al Perú fue por un compromiso de solidaridad, parece que en realidad hubo una fuerte de la diplomacia .

Como se recuerda, mantiene un litigio con el Reino Unido por las Islas Malvinas y ha iniciado una dura campaña internacional que refleja el diario La Nación

Según el matutino gaucho, puso en marcha negociaciones para intentar frenar la llegada del al Perú desde hace varios días.

Quien inició la arremetida contra el Perú fue el embajador argentino en Lima, Darío Alessandro, quien desde muy temprano se comunicó con autoridades diplomáticas peruanas.

“Las negociaciones con el gobierno de Humala (fueron) para evitar una medida de Perú que pudiera poner en riesgo el acuerdo de la Unasur por Malvinas. En paralelo a las gestiones de Alessandro, (el canciller argentino Héctor) Timerman habló con su par Roncagiolo para evitar un conflicto diplomático“, señala la publicación.

La Nación advierte que entre las cartas de negociación que arrojó la  no sólo se llegó a plantear el incumplimiento de Perú ante la Unasur, sino que también se puso en duda la visita oficial del presidente Ollanta Humala prevista para mayo, en la que se reunirá con Cristina Kirchner.

“Se analizó todo y hubo mucha tensión”, se limitó a comentar un destacado funcionario de la cancillería argentina según reseña La Nación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.