Por el grupo 2 de la Copa Libertadores de América, Palmeiras de Brasil superó por 2-1 al campeón del fútbol peruano, Sporting Cristal, consiguiendo los primeros 3 puntos de la serie que además conforman Libertad de Paraguay y Tigre de Argentina.

El partido jugado en el Estadio Municipal Paulo Machado de Carvalho, más conocido como Pacaembú, mostró a un cuadro local demasiado impreciso en el juego , pero pese a ello, supo ser efectivo frente al arco de Penny, quien además sacó dos pelotas difíciles durante el juego.

Por su parte, Sporting Cristal fue demasiado irregular en su accionar. Un primer tiempo para el olvido, donde Renzo Sheput nunca tuvo ideas para conducir a la escuadra rimense, más allá de poner en jaque el arco brasileño a través de un tiro libre.

En el complemento con el ingreso de Calcaterra por Sheput y posteriormente de Arroé, el campeón peruano ganó en protagonismo, particularmente por un Lobatón que estuvo más libre para juntarse con sus compañeros de ataque. Incluso, luego de conseguir el empate, fue el once peruano quien dominó las acciones, pero no supo consolidar con goles esos buenos momentos, y como siempre sucede con un club nacional, su rival en un avance productivo generó su chance con creces.

A los 40’ un centro desde la esquina a favor del elenco paulista, actualmente en segunda división, sería capitalizado de gran forma por el zaguero central Henrique, quien con un gran cabezazo marcó el primer tanto del encuentro.

A los 51’ los celestes llegarían al empate con un penal bien cobrado por Carlos Lobatón, el cual envío el balón a media altura sobre la mano izquierda del portero Fernando Prass, quien pese a adivinar la trayectoria del esférico no pudo llegar a éste.

Pero a los 67’, un furibundo remate de Patrick Vieira dentro del área chica (ayudado por Vinicius, quien actuó como una especie de muro) le costaría el gol a Sporting Cristal, en momentos donde el equipo brasileño era dominado y carecía de ideas para revertir la situación.

A falta de 5 minutos, los dirigidos por Roberto Mosquera generaron hasta tres  situaciones concretas para marcar el empate, pero la eficacia no estuvo del lado celeste. La más clara, fue aquel remate de Arroé que pasó apenas por el palo contrincante, cuando quizás más fácil era cederle el balón a Irvin Ávila, quien llegaba totalmente libre por el costado del ex jugador del Siena de Italia. A mi criterio, el volante rimense pecó de egoísta, aunque también a favor de Arroé debo señalar que quizás no lo vio o no lo escuchó. Más me inclino por lo primero, ya que era muy notario y evidente la aparición de Ávila sobre el lado derecho del volante bajopuntino.

De esta manera, Sporting  Cristal regresa a Lima sin cumplir el objetivo de traerse un buen resultado. El próximo compromiso del conjunto cervecero será frente a Tigre de Argentino, el jueves 28 de febrero,

Por Luis Miguel Guerrero.

Luis Miguel Guerrero

Periodista (redactor y reportero) de www.enlinea.pe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.