Cerrar
Bienvenido a Periodismo en Línea

Gustavo Cerati: Una oportuna atención médica le pudo salvar la vida

Gustavo Cerati cumpliría hoy 56 años de vida

cumpliría hoy 56 años de vida, pero su muerte luego de un largo sueño producto de un Accidente Cerebro Vascular (ACV) probablemente se pudo evitar. Parte de la biografía no autorizada del vocalista de y escrita por el periodista Juan Morris, revelan que el buen “Gus” no recibió una oportuna atención médica.

Juan Morris cuenta al detalle las horas posteriores al show que el ex Soda dio en Caracas en 2010 y los momentos que vivió Gustavo Cerati junto a sus más cercanos colaboradores y amigos. Lo cierto es que el líder de Soda Stereo pasó un terrible drama hasta perder la consciencia.

Richard Coleman, su amigo por años, Adrián Taverna y Fernando Samalea fueron quienes lo acompañaron desde que se sintió mal en el camarín general. Todo empezó cuando el grupo se aprestaba a tomar una fotografía en la presentación. Mientras se amontonaban para la foto, se dieron cuenta de que faltaba Gustavo y alguien le gritó que fuera.

“Gustavo apareció a último momento y se paró atrás de Taverna. El primer disparo de la cámara salió sin flash, así que Samalea pidió que nadie se moviera y se volvió a subir a la silla para reprogramarla. Taverna se dio vuelta para decirle algo a Gustavo y lo vio pálido, con los ojos desorbitados”, se lee en el texto de la biografía publicada por Clarín.

“–¿Te sentís bien? –le preguntó. Gustavo abrió la boca para contestarle, pero no acertó a decirle nada. Fue como si los músculos de su mandíbula no encontraran las palabras. Entonces la cámara disparó su flash y todo el equipo quedó registrado en la última foto de la gira. A su alrededor el grupo se empezó dispersar y Gustavo caminó confundido hacia su camarín”, detalla el texto.

A partir de ese momento comenzó una odisea para Gustavo Cerati donde la suerte no lo acompañó. Debido a su mal estado de salud, este fue evacuado en primera instancia al Centro Médico Docente La Trinidad, el problema fue que cuando bajaron la camilla en la entrada del sector de Emergencias, se encontraron con que los pasillos estaban a oscuras: se había cortado la luz.

“Mientras avanzaban se cruzaron con una enfermera que les dijo que el grupo electrógeno del hospital sólo funcionaba para la terapia intensiva y los quirófanos, así que volvieron a cargarlo en la ambulancia y lo llevaron hasta otro centro de estudios de la ciudad para que lo atendieran”, precisa el libro.

Recién cuando volvió la luz, lo volvieron a trasladar a La Trinidad pero como no presentaba ninguna mejoría ni los médicos tenían un diagnóstico de su estado, a eso de las cuatro de la mañana lo alojaron en la suite presidencial del tercer piso y llamaron por teléfono a un cardiólogo.

Cerati, en el último show

Gustavo Cerati se alimentó y sólo contestaba con gestos a las preguntas de sus amigos, pero nadie se había dado cuenta que su cerebro se inflamaba producto del ACV que sufría. El avance publicado por Clarín, detalla que el cantante pudo ser sometido a una tomografía que revelaría su estado de salud, 24 horas después de sentirse mal.

“La segunda noche en la clínica Gustavo también durmió poco y, a la mañana, cuando las enfermeras entraron a la habitación para controlar su estado, lo encontraron sacudiéndose y agarrándose la cabeza con su brazo izquierdo. Tenía los ojos apretados, como si estuviera sufriendo un dolor insoportable”, reseña el texto.

Agrega que Taverna llegó a la clínica cuando unos camilleros estaban sacando a Gustavo de la habitación para hacerle una tomografía y lo acompañó. En la sala, ayudó a levantarlo para acomodarlo en la camilla de plástico y le sacó una cadenita con un parlante que tenía en el cuello. Acostado en el tomógrafo, Gustavo se movía dolorido y los enfermeros le pedían: —Gustavo, quédate quieto, por favor, quédate quieto. Como no lograban que se calmara, le pidieron a Taverna que entrara y lo sostuviera”, precisa el avance de Clarín.

Después del estudio Gustavo fue cargado por Adrián Taverna quien lo tapó con una frazada y los enfermeros lo llevaron al cuarto piso para hacerle otro análisis. “Media hora más tarde lo dejaron en la habitación y decidieron avisarle a la familia. Gustavo había sufrido un ACV y su cerebro se había inflamado tanto que estaba haciendo presión contra el cráneo. Tenían que operarlo con urgencia”, concluye la historia.

Tras esta publicación, diversas reacciones se dieron en las redes sociales por la pésima atención médica en Venezuela así como la demora en detectar su mal. Muchos seguidores del vocalista de Soda Stereo han coincidido en que “dejaron morir” al buen Gustavo Cerati.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + 13 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leave a comment
scroll to top