Mujeres fumadoras aumenta en el mundo

Cada vez son más mujeres las que ingresan al hábito de fumar y en países como Argentina, Colombia y Chile ya superaron proporcionalmente a los hombres según la OMS.

Un estudio realizado en 2005 en España señala que en unos años será una epidemia preponderantemente femenina si es que la tendencia mundial continúa. Por ese motivo, el Dr. Enrique Ferrer, cirujano torácico de Oncosalud, explica a qué se debe este fenómeno que ya impacta al Perú.

Se puede resumir la historia del consumo de cigarros en cuatro fases, siendo la primera una etapa de bajo consumo para ambos sexos, hasta la primera guerra mundial. Luego de dos décadas, se experimentó un alza muy rápida de nuevos fumadores, dado que la industria tabacalera desarrolló una estrategia publicitaria para empoderar a los hombres. La misma estrategia alcanzó a las mujeres 20 años después.

Durante los años 40, las mujeres reemplazaron a los hombres en el trabajo a raíz de la Segunda Guerra Mundial. En esta segunda etapa, la industria tabacalera dirigió sus campañas publicitarias e influencia para acercar a la mujer al cigarro bajo conceptos de independencia económica, empoderamiento y liberación femenina, así como decir adiós al estrés de ser trabajadoras fuera del hogar.

Sin embargo, en los países menos desarrollados esta “moda” llegó un poco más tarde, alrededor de los años 70, por lo que aún el pico de enfermedades no es visible y se espera que aparezca, en el corto plazo, un alza de enfermedades relacionadas al cigarro en países como Perú.

“Acceder a un cigarro es muy fácil y las mujeres tienen una menor actividad de mecanismos de desintoxicación de los carcinógenos provenientes del cigarro. Es decir, estarán en un riesgo igual o mayor que los pacientes masculinos así tenga un menor consumo. Además, se les complica más abandonar esta práctica con la llegada de la menopausia”, señaló el especialista.

Es así que el fácil acceso al cigarro ha propiciado que la mujer se vincule más con una práctica que le genera daños estéticos importantes, como coloración amarillenta en los dientes y, a raíz del formol y otros hidrocarburos policíclicos que se derivan del humo del tabaco, daños a las proteínas y componentes que dan elasticidad a la piel del rostro, generando envejecimiento facial temprano.

Por eso, la solución está en empoderar positivamente a las mujeres más jóvenes para que no se acerquen al cigarro. Ferrer indica que tanto los padres como los amigos y amigas de las fumadoras podrían ser claves para alejarlos de esta práctica.

Por este motivo, Oncosalud realiza la campaña ‘Elijo #ElVicioDeVivir’, en donde celebra los momentos que se ganan cuando uno deja de fumar. La institución viene dando mensajes de prevención para que tomen conciencia sobre el daño que produce el cigarro en ellos, sus amigos, familiares y el planeta. Para más información ingresar a: https://blog.oncosalud.pe/elviciodevivir

Redacción En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.