Después de que se diera a conocer la sobre las amenazas de muerte contra los funcionarios de la Zona Arqueológica Caral (ZAC), Unidad Ejecutora 003 del Ministerio de Cultura, diversas instituciones se han pronunciado en rechazo a este deplorable acto delictivo y en apoyo al pedido de investigar este grave hecho.

Una de las primeras instituciones en expresarse fue el Consejo de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (Concytec): “(…) Tal amenaza merece nuestro enérgico rechazo y nuestro compromiso de contribuir a darles nuestro respaldo para el más seguro desempeño de sus trabajos de exploración, descubrimiento e interpretación de los caracteres culturales de los períodos fundacionales de la civilización andina”, señalaron en un comunicado.

Lo propio hizo el Programa para la Ciencia de la Red Interamericana de Academias de Ciencias (IANAS, por sus siglas en inglés), al cual pertenece la doctora Shady Solís, como Punto Focal : “Expresamos nuestro firme rechazo a tales amenazas y deseamos transmitir nuestro cálido apoyo a la Dra. Shady Solís, esperando que las autoridades locales tomen las medidas necesarias para preservar la integridad de los investigadores y el patrimonio arqueológico”.

Por su lado, la Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de Argentina envió una carta indicando: “(…) deseamos expresar nuestra preocupación por los hechos, acompañando solidariamente a la doctora (Ruth Shady Solís) y los funcionarios amenazados, a la vez que manifestamos nuestro rechazo a cualquier acción que ponga en riesgo el extraordinario patrimonio arqueológico del Perú”.

Por otro lado, la Academia Nacional de Ciencias de Costa Rica, envió una carta indicando que están dispuestos a apoyar en las denuncias y pedidos de resguardo al personal: “(…) Nos preocupa su integridad física y la de sus colegas que han sido amenazados, según su comunicado con IANAS, y queremos saber cómo podemos seguir apoyándole en caso de que las amenazas persistan”. 

Y finalmente, la Academia Nacional de Ciencias del Perú, deploró las amenazas que se dieron en contra del personal de la Zona Arqueológica Caral y pidieron a las autoridades brindar la protección necesaria:

“(…) respaldamos a la Dra. Shady y nos aunamos a la del patrimonio cultural nacional legado de nuestros antepasados. La Academia Nacional de Ciencias invoca a las autoridades a realizar las investigaciones y dar las seguridades necesarias para preservar tanto la como el patrimonio de todos los ”.

La Zona Arqueológica Caral, agradece los pronunciamientos de estas instituciones y otras, y el interés de los medios de comunicación en denunciar estos reprochables actos que causan zozobra en los colaboradores que contribuyen en la investigación, conservación y difusión del valioso patrimonio cultural del Perú.

DATO

Cabe recordar que las amenazas empezaron a realizarse luego que la ZAC, en cumpliendo con el Decreto Legislativo Nº 1467, “(…) que refuerza acciones y establece Medidas Especiales para la Preservación del Patrimonio Cultural en el marco de la Sanitaria a nivel nacional declarada a consecuencia del COVID-19”, denunciara invasiones y afectaciones al patrimonio arqueológico de los sitios: Ciudad Sagrada de Caral, Chupacigarro, Piedra Parada, Allpacoto, Vichama y Limán.

Hasta el momento la Subprefectura de Barranca envió un oficio a la Dirección Policial de Barranca para que se otorguen las garantías a la doctora Ruth Shady y los abogados de la ZAC, pero no se ha brindado el resguardo policial en los sitios arqueológicos.

En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea