El presidente estadounidense, George W. Bush, condenó el asesinato de la líder opositora pakistaní Benazir Bhutto, urgiendo a que sus asesinos sean llevados ante la justicia.

El presidente estadounidense, George W. Bush, condenó el asesinato de la líder opositora pakistaní Benazir Bhutto, urgiendo a que sus asesinos sean llevados ante la justicia.

"Estados Unidos condena fuertemente este acto cobarde de extremistas asesinos que están tratando de minar la democracia de Pakistán. Aquellos que cometieron este crimen deben ser llevados ante la justicia", dijo Bush a periodistas en una declaración en su casa de Texas.

La líder opositora de Pakistán Benazir Bhutto murió en un atentado suicida con bomba y arma de fuego tras un mitin electoral en la ciudad de Rawalpindi.

"Ha muerto como una mártir", declaró el responsable del partido Rehman Malik.

Bhutto, de 54 años, falleció en un hospital en Rawalpindi. El canal Ary-One Television dijo que murió de un tiro en la cabeza.

La policía informó de que un suicida disparó contra la líder opositora cuando estaba saliendo del lugar del mitin, celebrado en un parque, antes de inmolarse.

"El hombre primero disparó contra el vehículo de Bhutto. Ella se agachó y entonces él se inmoló", explicó el oficial de policía Mohamad Shahid.

Por su partel el gobierno de la India dijo que el asesinato es una tragedia y un golpe terrible al proceso democrático.

"Con su muerte, el subcontinente ha perdido a una líder sobresaliente que trabajó por la democracia y la reconciliación en su país", dijo el primer ministro indio, Manmohan Singh, en un comunicado.

"La manera en que partió es un recordatorio de los peligros comunes que enfrenta nuestra región por los cobardes actos de terrorismo y de la necesidad de erradicar esta peligrosa amenaza", destacó.

Singh dijo que estaba "profundamente impactado y horrorizado" de enterarse de la muerte de una líder "que dejó una profunda huella en su tiempo y época".

Su deseo de mejorar las relaciones con India fue "ejemplar", agregó.

El ministerio de Relaciones Exteriores alabó a una "líder femenina sobresaliente en el subcontinente".

"La contribución de la señora Bhutto a la democracia, el mejoramiento de las relaciones entre India y Pakistán y la restauración de la normalidad con Pakistán serán una inspiración", dijo un comunicado del ministro de Relaciones Exteriores, Pranab Mukherjee.

"Es un golpe terrible para el proceso democrático", destacó por su parte el viceministro de Relaciones Exteriores Anand Sharma.

Tras el anuncio del asesinato, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas realizará consultas este jueves.

Las consultas, discusiones cerradas entre enviados de los 15 estados miembros del consejo, llevarán a un comunicado sobre el asesinato de Bhutto en la ciudad de Rawalpindi, destacaron diplomáticos del organismo.

El secretario de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, David Miliband, expresó su impacto ante el asesinato de la líder opositora pakistaní y pidió moderación.

"Al atacar a Benazir Bhutto, los grupos extremistas tienen en la mira a todos aquellos comprometidos con el proceso democrático en Pakistán. No pueden ni deben triunfar", dijo Miliband en un comunicado.

"Este es un momento para la moderación pero también de unidad", agregó.

 

Redacción En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.