La violencia contra la prensa tuvo como víctimas a un total de 18 periodistas en América Latina y el Caribe durante el año 2007. En cumplimiento de la misión de informar estos fueron asesinados  en su mayoría por el crimen organizado y la corrupción que impera en la región, según un informe difundido este miércoles en Montevideo por la Federación de Periodistas de América Latina y el Caribe (Fepalc).

La violencia contra la prensa tuvo como víctimas a un total de 18 periodistas en América Latina y el Caribe durante el año 2007. En cumplimiento de la misión de informar estos fueron asesinados  en su mayoría por el crimen organizado y la corrupción que impera en la región, según un informe difundido este miércoles en Montevideo por la Federación de Periodistas de América Latina y el Caribe (Fepalc).

El gremio internacional dio a  conocer en su informe -presentado en la sede de la Asociación de Prensa Uruguaya (APU) – que el panorama es desolador en países como México, Haití, Guatemala o Brasil. 

La peor situación, como subrayó Manuel Méndez, presidente de la Fepalc y la APU, está en México donde fueron asesinados seis periodistas y otros tres permanecen desaparecidos. En el informe no se incluyen aquellos que perdieron la vida en accidentes o sobre cuyas muertes, aunque existieran fundadas sospechas, no se pudo probar que fueron producto de algún tipo de represalia.

Además de los seis asesinados en México, tres murieron en Haití, dos en Guatemala, otros dos en Brasil y uno por país, en Colombia, El Salvador, Honduras, Paraguay y Perú, en donde fue asesinado en Jaén (Cajamarca) Miguel Pérez Julca, el primer periodista peruano que murió en el país desde que en abril del 2004 un grupo de sicarios asesinó a Alberto Rivera en Pucallpa (Ucayali) y a Antonio la Torre Echandía, en Yungay (Áncash).

Según Manuel Méndez, los asesinatos ocurrieron, en primer lugar, debido al deterioro de las propias sociedades y también por el carácter de las investigaciones que realizaron estos periodistas, sobre el narcotráfico, las esferas de corrupción de grupos de poder tanto económico como político o el crimen organizado.

Asimismo explicó los pasos que se están dando para denunciar esta situación desde Gobiernos y organismos internacionales. "A nivel de Fepalc y de la Federación Internacional de Periodistas (FIP), con más de 600.000 periodistas en todo el mundo en 120 países, ya se ha hecho un planteamiento ante el Consejo de Seguridad de ONU y hubo una resolución para que los periodistas no sean tomados como objetivo de guerra", explicó.

"Este fue un logro muy importante de la FIP porque se logró el compromiso hace un año para hacer un seguimiento", sostuvo Méndez, quien indicó que en el último congreso de la Fepalc, celebrado en Perú, se resolvió realizar una campaña sobre el tema de la impunidad y se pedirá en el próximo comité ejecutivo de la FIP enviar una misión de las dos organizaciones a México, el país más afectado, para tratar el asunto con las autoridades y comisiones de derechos humanos de ese país.

Redacción En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.