El ministro de Defensa, Ántero Flores Aráoz, estimó hoy que los sucesos ocurridos en el Cusco fueron “un ejercicio de alto nivel masoquismo y suicida” y opinó que la actitud de las autoridades cusqueñas de mantenerse calladas, “evidencia su complicidad”.

El ministro de Defensa, Ántero Flores Aráoz, estimó hoy que los sucesos ocurridos en el Cusco fueron “un ejercicio de alto nivel masoquismo y suicida” y opinó que la actitud de las autoridades cusqueñas de mantenerse calladas, “evidencia su complicidad”.

“Es increíble que necesitando la inversión,  necesitando el turismo (…) se haya dicho al turista -con estos hechos- no venga aquí, no te queremos, no deseamos darte la atención requerida porque bloqueo vías, no te dejamos ir a Machu Picchu, es prácticamente suicida y hay que decirlo con claridad”, expresó. 

Sostuvo que si bien no le corresponde determinar si Cusco puede o no ser sede del Foro de Cooperación Asia – Pacífico  (APEC), consideró que no se puede garantizar tranquilidad en esa ciudad después de ver todo lo sucedido en estos últimos días.

"Me molesta porque ellos creen que Machu Picchu es suyo y después de que todos hemos votado para que sea Maravilla del Mundo, ahora ellos mismos se hacen el harakiri. ¿Quien los entiende?", se preguntó.

Lamentó que es tipo de acciones se repitan en forma continua en la Ciudad Imperial, “lo que demuestra una connotación de desapego y desamor por el Perú y que lo único que quieren es el caos y destrucción, eso hay que denunciarlo".


"Además con la actitud de sus autoridades, calladas, en silencio en mil idiomas, es muy facil decir en esto no me meto, es la población, pero si no sales con una voz de cordura, pidiendo que haya paz y la tranquilidad y que terminen los desórdenes, tienes una actitud complice", declaró en Radio Nacional.

Redacción En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.