La decisión de cerrar la embajada en Bogotá y movilizar 10 batallones a la frontera se produce un día después de que Ecuador llamó a consultas a embajador en Colombia. Colombia respondió este domingo que no violó soberanía de Ecuador en operativo que llevó a la muerte de Raúl Reyes.

La decisión de cerrar la embajada en Bogotá y movilizar 10 batallones a la frontera se produce un día después de que Ecuador llamó a consultas a embajador en Colombia. Colombia respondió este domingo que no violó soberanía de Ecuador en operativo que llevó a la muerte de Raúl Reyes.

"El Ministerio de Relaciones Exteriores y el Ministerio de Defensa Nacional en el día de hoy responderán la nota de protesta del Gobierno de la hermana República del Ecuador. Por lo pronto, anticipamos que Colombia no violó soberanía, sino que actuó de acuerdo con el principio de legítima defensa", dice el comunicado de la Cancillería.

El comunicado agregó que "los terroristas, entre ellos Raúl Reyes, han tenido la costumbre de asesinar en Colombia e invadir el territorio de los países vecinos para refugiarse. Muchas veces Colombia ha padecido estas situaciones que estamos obligados a evitar en defensa de nuestros ciudadanos. Así lo anunció el presidente Rafael Correa, quien advirtió que irá "hasta las últimas consecuencias para que se aclare este escandaloso hecho que es una agresión a nuestro territorio".

El pronunciamiento de la Cancillería corresponde a una respuesta preliminar ante pronunciaminetos del mandatario ecuatoriano quien ayer dijo que ''el presidente (Álvaro Uribe) o estuvo mal informado o descaradamente le mintió al presidente de Ecuador (…). Estamos elevando una enérgica nota de protesta''.

Dijo también: 'Si no tenemos explicaciones contundentes que digan que el presidente Uribe fue engañado o que se evidencia ante el mundo que una vez más le mintió al gobierno ecuatoriano y que incursionó sin ningún escrúpulo hacia nuestro territorio… Les insisto: iremos hasta las últimas consecuencias, pero no permitiremos ni un ultraje más''.

Las autoridades colombianas afirmaron que el campamento donde se encontraba 'Reyes' "estaba ubicado en el lado ecuatoriano a 1.800 metros".  Por estas razones, Correa llamó a su embajador en Colombia, Francisco Suéscum Ottat".

Correa explicó que, según comprobó el ejército ecuatoriano en el lugar de combate, cerca de la localidad de Angostura, a 250 kilómetros al noreste de Quito y 130 kilómetros de la frontera con Perú, ''no hubo ninguna persecución caliente''.

Los guerrilleros fueron ''bombardeados y masacrados mientras dormían, utilizando tecnología de punta (…) seguramente con la colaboración de potencias extranjeras'', señaló Correa. Relató también que una patrulla militar que acudió a la zona encontró ''15 cadáveres de guerrilleros, 2 guerrilleras heridas, en un campamento improvisado … dentro del territorio ecuatoriano (…) los cadáveres estaban en piyama''. 

Según el Jefe de Estado ecuatoriano, se trataba de un ''campamento temporal de la guerrilla colombiana (…) que claramente se invadió el espacio aéreo ecuatoriano (…) y que entraron a llevarse el cadáver de 'Raúl Reyes'''.  El mandatario calificó al hecho como ''una verdadera bofetada a la relación civilizada que deben tener países hermanos, países fronterizos''.

 

Redacción En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.