El peruano José Manuel Torres Yagi, acusado de violar y asesinar a una niña japonesa, dijo en un juicio en Hiroshima, al oeste de Japón, que no tuvo intención de matar a la menor y reiteró que cuando ocurrió el crimen estaba "poseído por el diablo".

El peruano José Manuel Torres Yagi, acusado de violar y asesinar a una niña japonesa, dijo en un juicio en Hiroshima, al oeste de Japón, que no tuvo intención de matar a la menor y reiteró que cuando ocurrió el crimen estaba "poseído por el diablo".

Torres Yagi es acusado de haber violado y estrangulado el 22 de noviembre de 2005 a la niña Airi Kinoshita, de siete años, por lo que la fiscalía nipona ha pedido la pena de muerte, que en Japón se aplica en pocas ocasiones a extranjeros.

En la tercera sesión del juicio, abierto en noviembre en el tribunal superior de Hiroshima, finalmente testificó el propio acusado, de 35 años, quien este martes negó que hubiera tenido "intención" de asesinar o violar a la pequeña, y pidió perdón.
 
Según informó el diario local 'Chugoku' en su página web, Torres Yagi insistió, como ya lo hizo anteriormente, en que estaba "poseído por el diablo" cuando ocurrió el crimen, porque llevaba bastante tiempo en Japón "alejado de Dios".

Juntando sus manos, en japonés, el acusado dijo "lo siento" en dos ocasiones, si bien también consideró que el castigo que se le impuso en primera instancia, la cadena perpetua, era "injusto" pues se merecía una pena "más leve".

El ciudadano peruano, con un pasado de abusos a menores en Perú, fue condenado en julio de 2006 a cadena perpetua por un tribunal de primera instancia, pero esa sentencia fue recurrida tanto por la Fiscalía como por la defensa.

El padre de la víctima, Kenichi Kinoshita, de 41 años, que reclama la pena capital para el acusado, testificará en la próxima sesión del juicio, prevista para el 20 de mayo.

En declaraciones al periódico 'Chugoku', Kinoshita dijo que, en el tiempo transcurrido desde que murió su hija, sus sentimientos hacia el acusado "no han cambiado nada" y volvió a reclamar el máximo castigo para el asesino.

 

Redacción En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.