Jueza Gastañadui

Jueza GastañaduiLa vocal Rita Gastañadui Ramírez, una de las magistradas que lleva adelante el juicio por el asalto a la comisaría de Andahuaylas, conocido como Andahuaylazo, tiene a familiares comprometidos política y económicamente con la familia Humala. Como se sabe Antauro Humala es uno de los principales procesados y gestores de la revuelta que dejó cuatro policías muertos.

Jueza GastañaduiLa vocal Rita Gastañadui Ramírez, una de las magistradas que lleva adelante el juicio por el asalto a la comisaría de Andahuaylas, conocido como Andahuaylazo, tiene a familiares comprometidos política y económicamente con la familia Humala. Como se sabe Antauro Humala es uno de los principales procesados y gestores de la revuelta que dejó cuatro policías muertos.

Según publica hoy el diario Correo, durante las últimas elecciones, el hermano de la magistrada, Santiago Gastañadui Ramírez, ocupó el privilegiado número 1 en la lista de postulantes al Parlamento por la alianza UPP-PNP en el departamento de Piura.

Sin embargo, su participación fue duramente cuestionada por las bases debido a que no reside en el norte, pero sí está casado con Rosa Elena Heredia Mendoza, prima de Nadine, esposa del líder máximo del nacionalismo, Ollanta Humala.  Por su parte, Rosa Heredia, la citada cuñada de la vocal Gastañadui, aparece en la relación de financistas de la campaña presidencial de Ollanta.

Según el cuadro de aportaciones, entre diciembre del 2005 y febrero del 2006 colaboró con la suma de S/.3,444 para fines proselitistas. Del mismo modo, su hermana María Heredia figura con una colaboración de S/.6,888 y el padre de ambas, David Heredia Ortega, con otros S/.3,444. ¿Toda la familia… del familiar de la magistrada contribuyó económicamente a la causa de los Humala?

El proceso en marcha

Ayer, la Primera Sala Penal para Reos en Cárcel –presidida por Carmen Rojassi e integrada por Rita Gastañadui y Sergio Venero– separó del juicio oral a Ollanta, acatando así lo dispuesto por otro colegiado que le dio la razón en un hábeas corpus. La medida ordena también el inicio de un nuevo proceso para él, a fojas cero, ya que antes no tuvo la oportunidad de defenderse durante la etapa de instrucción.

Sin embargo, queda abierta la posibilidad de que en un futuro cercano ambos expedientes (el de Antauro y el de Ollanta) se unan para evitar la duplicidad de actuados. Como se sabe, el juicio matriz por la toma de la comisaría de Andahuaylas –que dejó cuatro policías muertos– cuenta con 176 etnocaceristas procesados y avanza a paso lento.

Mientras varios analistas opinan que el “Andahuaylazo”, al estilo del levantamiento en Locumba, fue una estrategia coordinada entre los hermanos para fortalecer la imagen de uno de ellos (Ollanta) como líder insurgente ante el conocido desborde, los reservistas reclaman la presencia de este último en el juicio. Resulta curioso, entonces, que a la hora de definir responsabilidades sea, entre otros, la jueza Gastañadui quien tenga la última palabra.

 

Redacción En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.