El colmo. Biblioteca Nacional cierra por robo sistemático de libros antiguos y valiosos

20

BNPEl desorden y los constantes robos protagonizados por mafias provocaron el cierre de la Biblioteca Nacional del Perú (BNP) por tres meses. Los textos que fueron publicados entre los siglos XV y XIX, grabados de pan de oro y otros se ofrecen en el mercado negro por más de US$50 mil, han desaparecido sistemáticamente.

BNPEl desorden y los constantes robos protagonizados por mafias provocaron el cierre de la Biblioteca Nacional del Perú (BNP) por tres meses. Los textos que fueron publicados entre los siglos XV y XIX, grabados de pan de oro y otros se ofrecen en el mercado negro por más de US$50 mil, han desaparecido sistemáticamente.

Así lo denunció el ex director de la BNP Hugo Neira, quien remarcó que los libros antiguos son alrededor de 150 mil.

“No tenemos un registro de todo este patrimonio bibliográfico. Hay inventarios dispersos, pero son pocos y están desactualizados”, dice con pesar el historiador Ramón Mujica, quien lleva cinco meses como director de la BNP.

Con base en ese inventario disperso, Mujica ha detectado –inicialmente– la desaparición de 663 libros en la última década. Son aquellos que los investigadores pueden encontrar aún en el catálogo electrónico, pero que ya no están en los almacenes.

“Yo mismo, que soy investigador, he buscado libros muy valiosos que consulté hace tres años, pero ya no están”, lamenta Mujica.

Entre estos títulos perdidos, figuran 544 documentos de la biblioteca que donó Raúl Porras Barrenechea, pródiga en libros del siglo XVII y ejemplares únicos. También se ha detectado la desaparición de 66 libros de la Colección X, que reúne los fondos más valiosos.

Este Diario ingresó ayer en una de las salas donde se almacenan estos libros y comprobó la falta de cuidado: los volúmenes se encuentran apilados sobre viejos anaqueles de metal, en un ambiente donde hay muebles en desorden. Personal de todo tipo ingresa y sale sin mayor control.

Y aunque solo dos empleados comparten la clave de acceso a la bóveda y a la caja fuerte, donde se custodian los libros más antiguos y los 30 incunables, más de uno se acerca para orientar sobre el manejo de las cerraduras.

Quizá por eso, entre los títulos que Mujica reporta como desaparecidos se cita un incunable de Erasmo de Rotterdam, publicado en París en 1524. También faltan originales del archivo de José María Arguedas, lo que se hizo evidente el mes pasado, cuando se homenajeó al escritor peruano.

“En estos tres meses de cierre, vamos a poner a todo el personal (330 empleados) a catalogar los libros más valiosos. Por supuesto, esto representará menos del 1% de lo que atesora la BNP”, detalla la directora técnica Silvana Salazar, quien explica que en la tarea se invertirá medio millón de soles.

 

El colmo. Biblioteca Nacional cierra por robo sistemático de libros antiguos y valiosos
Califica esta nota

Te puede interesar