[VIDEO upsocl.com] Fotografiaba a una familia de gorilas y pasó algo increíble

Un arriesgado  decidió retratar a unos pequeños y abandonó la seguridad de una reserva natural en . Con cámara en mano pasaban los minutos y la de los dos pequeños lo rodeó.

El gorila macho era tan enorme como el, pero el fotógrafo decidió protegerse el rostro y ponerse en posición fetal, ante un eventual ataque.

En algún momento, el gorila padre retira a los pequeños gorilas y todos pensaron que la situación se complicaría.

Después del minuto 0:58, la situación del fotógrafo cambió y es que, más que agresividad, la de gorilas lo empezó a mirar y tocar con curiosidad.

Le cogían el rostro, el cabello pero el fotógrafo seguía inmovil. Pasaron los minutos y los gorilas decidieron retirarse. Sólo quedaron las sonrisas y algo de susto en el fotógrafo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.