corinne_diacresofoot.jpg

Cada vez que hablamos de fútbol, es usual que muchos piensen que un hombre está detrás de un gran equipo pero en Francia estos tabús ya se han roto con la aparición de la francesa .

Ella se convirtió en la primera mujer en entrenar un equipo de fútbol profesional masculino, pero debutó con una derrota. Su modesto Clermont cayó 1-2 ante el Brest, en un duelo correspondiente a la Ligue 2, la segunda división de Francia.

Es simpática pero firme y está dispuesta a quedar bien en esta campaña. Por ahora no todo es perfecto cuando ha perdido su primer choque.

El partido fue deslucido para el equipo local, la crítica sobre la forma y la poca expresividad de la juzgaron el primer partido de Diacre, quien espera que el murmullo por su debut termine y ella, pueda hablar por su trabajo y los resultados que espera tener en la Ligue 2.

“Nunca es agradable perder, es evidente. Nos hemos enfrentado a un buen equipo de Brest que ha jugado bien. Hemos cometido dos errores en los goles encajados, pero también hemos hecho cosas buenas, lo que es un buen augurio para el futuro”, dijo Corinne.

El hito de ser la primera mujer que dirige hombres profesionalmente coincidió con su cumpleaños. Para celebrar su debut y sus 40 años, recibió un ramo de flores y un beso antes del puntapié inicial de su colega Alex Dupont, técnico del rival.

Diacre se incorporó al Clermont a fines de junio, en reemplazo de otra mujer. La portuguesa Helena Costa había renunció sin haber dirigido un partido, luego de denunciar actitudes machistas y ser usada como una cara para atraer publicidad.

Helena era la primera entrenadora mujer en ser contratada en cualquiera de las dos divisiones más importantes de cualquier liga europea, ya que en 1999, Carolina Morace dirigió dos partidos al Viterbese de la tercera división italiana. / Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.