Benedicto Jiménez fue capturado en Arequipa tras intensa búsqueda

Luego que el Poder Judicial ordenó enviarlo a prisión por 18 meses, por sus presuntos vínculos con la red criminal que lidera el prófugo empresario Rodolfo Orellana, el coronel en retiro (PNP) Benedicto Jiménez dijo que no se entregará a la justicia porque pondría en riesgo su vida.

A través de una carta entregada a los medios de comunicación, dijo que en la cárcel estaría expuesto a la venganza de los terroristas que no le habrían perdonado ser uno de los artífices de la captura de Abimael Guzmán Reynoso, líder de Sendero Luminoso, en setiembre de 1992.  

“Hago mención a un actitud muy humana que es la sobrevivencia, porque si soy enviado a la cárcel con esta medida cautelar de prisión preventiva, mientras los fiscales encuentran elementos probatorios para imputarme el cargo de lavado de activos, estaré expuesto a ser eliminado”, dice el escrito.

Añadió que por su estado de salud, no podría soportar las condiciones carcelarias. “Ya sea por los terroristas que nunca me han perdonado el hecho de haber sido de uno de los artífices de la captura de Abimael Guzmán, o mi corazón que ha pasado por dos operaciones muy delicadas, 3 bypass y la colocación de un desfibrilador, y no soportaría esta situación”, concluye.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.