San Lorenzo clasificó a la final sin jugar bien.

de Almagro impuso finalmente su condición de favorito para acceder a la final del FIFA 2014 que se viene disputando en Marruecos tras derrotar por 2-1 al Auckland City de Nueva Zelanda (representante de Oceanía) en el Estadio de Marrakech.

El encuentro – que se extendió a tiempo suplementario debido al exceso de confianza mostrado por el último campeón de la Copa Libertadores – fue de trámite discreto y aburrido, con muy pocas ideas por parte de ambos elencos para hilvanar jugadas ofensivas claras.

Antes del descanso (45’), los argentinos lograron abrir el marcador con tanto de Pablo Barrientos, quien sólo dentro del área ejecutó un disparo con pie izquierdo para luego celebrar con sus compañeros.

En el segundo tiempo, los dirigidos por Edgardo Bauza fueron demasiados conformistas, dedicándose sólo a rotar el balón sin buscar la profundidad para tratar de aumentar la cuenta (prácticamente renunciaron a querer conseguir más goles).

La sorpresa llegaría a los 66 minutos, cuando el español Angel Berlanga igualó el duelo para los neozelandeses cuando casi sin ángulo le pegó dentro del área a un esférico que su compañero De Vries  no pudo alcanzar en primera instancia.

Sin duda, un duro castigo para los sudamericanos por su falta de ambición, pero quizás justo para los oceánicos, ya que sin ser un gran elenco, jugaron muy ordenados y lo entregaron todo dentro del campo.

A los dos minutos del primer tiempo extra (92’ del partido, Mauro Matos encontraría un balón dentro del área rival que lo direccionaría hacia el fondo de las redes con un remate de zurda.

San Lorenzo ganó con susto pero cumplió el objetivo de llegar a la final sábado (14:30 horas de Perú) donde enfrentará al de España.

Foto: Portal web CANCHA LLENA de Argentina

Por Luis Miguel Guerrero.

 

 

 

Luis Miguel Guerrero

Periodista (redactor y reportero) de www.enlinea.pe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.