La de un supuesto espionaje de la Dirección de Inteligencia (DINI) contra la vicepresidenta de la República, Marisol Espinoza, obligó al mandatario Ollanta Humala a dar explicaciones de manera pública.

Como se recuerda desde la semana pasada el diario Correo reveló que la DINI realizaba seguimiento y espionaje a opositores del gobierno, no obstante ayer se supo que Espinoza está entre las víctimas de ese seguimiento.

Al respecto Humala sostuvo que siguen atentamente las últimas de la prensa respecto a actividades de seguimiento que, señalan, podrían haber sido realizadas por el personal de la Dirección de Inteligencia.


 
“En su pasado reciente, nuestro país y sus ciudadanos sufrieron en carne propia las actividades ilícitas realizadas por Gobiernos que utilizaron al Servicio de Inteligencia Nacional para perseguir y hostilizar a personajes públicos y sobre todo a opositores. Estas actividades ilícitas fueron castigadas por la sociedad y la justicia conforme a , porque ninguna entidad ni autoridad están por encima de la . Eso está muy para mí y para quienes me acompañan en el Gobierno”, dijo Humala.
 
Según el su gobierno siempre “ha tenido y tiene el más absoluto respeto por los valores democráticos y las libertades garantizadas en la Constitución, porque creo en ellas y porque luché para recuperarlas en su momento más crítico”.
 
“En cuanto al supuesto seguimiento a la Vicepresidenta de la República y compatriota Marisol Espinoza, rechazo tajantemente que ello se haya producido. En aras de la transparencia, he dispuesto que el plan de inteligencia desarrollado en esa zona, en el cual ha participado personal de la DINI en estricto cumplimento de su función, sea expuesto en detalle a la comisión de Inteligencia del ”, indicó Humala.
 
El mandatario dijo que como gobierno son los principales interesados en aclarar estas . “Es por eso, que he dispuesto la inmediata y total apertura de las puertas de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINI) a las investigaciones que tengan a bien hacer el y el ”, remarcó.
 
“Esta apertura incluirá un amplio acceso a la información clasificada pertinente. Adicionalmente, he dispuesto que todas las autoridades que tienen responsabilidad en el funcionamiento de los órganos de inteligencia presten las facilidades para el desarrollo de las investigaciones y, de ser el caso, se apliquen las más drásticas sanciones”, añadió.
 
Seg´´un Humala, la tarea real de la DINI, es la del servicio a la sociedad en la prevención del crimen organizado y el terrorismo, la cual -dijo- debe ser resguardada. “La probable existencia de servicios de privados ajenos a la actividad de Gobierno, no deben manchar la buena conducción de los servicios de inteligencia del Perú que han permitido entre otras, la de “Artemio”, “Gabriel”, “Alipio”, del grupo Orellana, Benedicto Jiménez y otras organizaciones criminales”, dijo.
 
“Somos los principales interesados en impedir que prácticas antidemocráticas avancen en nuestro país. Estamos aquí hoy para reiterar que nuestro Gobierno no aprueba ningún acto que ponga en peligro los principios de la democracia y el derecho. El mantenimiento de la democracia no es negociable y sus valores están por encima de cualquier Gobierno”, finalizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.