La píldora Addyi / BBC

El suena con fuerza desde el pasado martes luego de que la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), aprobó la primera píldora destinada a tratar la disminución de líbido en las mujeres, poniendo así fin al debate en torno al medicamento.

La llamada viagra para mujeres está específicamente diseñada para tratar el trastorno de deseo sexual hipoactivo (TDSH), una bajada de deseo sexual antes de la menopausia. La producirá el laboratorio estadounidense Sprout Pharmaceuticals y se comercializará con el nombre de .

DIFERENCIAS. No obstante hay similitudes y diferencias con el famoso viagra masculino. ¿Es igual que el viagra masculino? la respuesta que publica BBC, es que hay claras diferencias pues mientras el Viagra, o Cialis, es un medicamento que ayuda a los hombres a alcanzar una erección o útil para ciertas deficiencias de testosterona, el tiene otro efecto.

LEA MÁS: El “viagra rosa” no sólo aumenta el vigor sexual sino te baja de peso

o la mal llamada “” se centra en aumentar el deseo sexual, algo que no hacía ningún medicamento hasta ahora, ni para hombres ni para mujeres.

COMO ACTÚA. El compuesto activo del fármaco se llama flibanserina y actúa sobre las sustancias químicas del cerebro asociadas con el estado de ánimo y el apetito, de manera similar a los antidepresivos.
De hecho, originalmente se investigó como tratamiento contra la depresión, pero se descubrió que aumentaba el deseo sexual en mujeres.

No está del todo claro por qué es eficaz en ese sentido, pero los expertos apuntan a que se debe a su capacidad para incrementar la dopamina, una sustancia química producida por el cerebro y relacionada con el apetito, y también los niveles del neurotransmisor norepinefrina. Asimismo, reduce la serotonina, un compuesto relacionado con la sensación de saciedad. Es una píldora de ingestión diaria, a diferencia de la Viagra.

¿TODAS LA PUEDEN CONSUMIR?. No precisamente, pues el fármaco está destinado a mujeres que, antes de llegar a la menopausia, sufren un trastorno del deseo sexual hipoactivo y que reportan estrés emocional debido a esta falta de líbido.

Los estudios realizados durante años sobre el tema señalan que entre 5,5 y 8,6 millones de mujeres tienen esta afección en EE.UU., y entre el 8 y el 14% tienen entre 20 y 49 años. Pero no todos los expertos concuerdan con estas cifras. Y una corriente argumenta que la falta de apetito sexual no es una enfermedad.

Además, para llegar a diagnosticar esta condición, el médico debe descartar otros factores que podrían disminuir el deseo sexual, como problemas en la relación afectiva, afecciones médicas o efectos secundarios de otros medicamentos.

¿ES EFECTIVA? Los efectos de son “modestos”, dicen los expertos. En las pruebas llevadas a cabo por el propio laboratorio farmacéutico, las mujeres que tomaron flibanserina reportaron un “ligero incremento de eventos sexualmente satisfactorios” cada mes. Y también reconocieron haber sentido un descenso de estrés. / Fuente BBC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.