Atentado terrorista en Bruselas Bélgica

Tras los atentados que mataron a 31 personas y dejaron unos 250 heridos, la ciudad de amaneció bajo estricto control policial y militar ante el riesgo de nuevas acciones terroristas a manos del grupo radical Estado Islámico.

No sólo la capital de sino varias ciudades permanecen en alerta máxima después de las tres explosiones, dos en el aeropuerto y una en el metro. Entre las víctimas se encuentran una peruana, una mujer marroquí y varios ciudades franceses, además de varios belgas.

Por ahora la policía busca a uno de los tres supuestos autores del ataque en el aeropuerto. Los otros dos, que aparecen un una imagen difundida por las autoridades, se cree que murieron tras inmolarse con chalecos bomba.

El ministerio de Salud de Bélgica dijo a la BBC que, además, hay más de 250 heridos. Los heridos más graves de las dos explosiones de Zaventem fueron trasladados al hospital Clinique Saint-Jean. Al menos dos de estas víctimas quedaron en situación crítica, según voceros del centro médico. Otros tres necesitaron atención urgente.

Este hospital recibió a 22 personas. La mayoría sufrió heridas menores -quemaduras, golpes o inhalación de humo- y traumas físicos y mentales.

TERCERA BOMBA. Una tercera bomba sin explotar fue hallada en el aeropuerto de Bruselas, Bélgica, lugar donde en las últimas horas estallaron al menos tres explosivos que han matado a unas 14 muertos.

Otro explosivo estalló en la estación de Maelbeek, una de las más transitadas de la red de metro y una de las más antiguas y por la cual transcurren dos líneas, utilizadas habitualmente por personas que se dirigen a la Comisión Europea, que está a poca distancia a pie. En dicho lugar murieron unas 15 personas. En total la mañana trágica terminó con 31 muertos y 200 heridos.

El ministro del Interior belga, Jan Jambon, señaló, en declaraciones a la radio belga, que eran previsibles este tipo de acciones tras la detención en Bruselas el pasado viernes de Salah Abdeslam, el yihadista al que se atribuye la autoría logística de los atentados del pasado 13 de noviembre en París.

“Se introdujeron tres bombas en el edificio y una de ellas no explotó”, dijo Lodewijk De Witte, el gobernador de la provincia del Brabante Flamenco en una rueda de prensa en el aeropuerto, explicando que el artefacto fue destruido luego en una explosión controlada.

Una treintena de muertos, entre ellos una compatriota peruana, y unos 200 heridos dejaron la doble explosión en el aeropuerto de Zaventem y al menos una tercera en la estación de metro de Maalbeek, ubicados en la ciudad de Bruselas, en Bélgica.

Adelma Tapia Ruiz, de 37 años se encontraba en el aeropuerto de Zaventem, en Bruselas, al momento del atentado suicida.

PREVIAMENTE. Bruselas ha sido blanco de dos atentados terroristas que han dejado al menos 34 muertos y decenas de heridos. El primer ataque fue una doble explosión en el aeropuerto internacional de Zaventem, en donde murieron al menos 11 personas y 35 resultaron heridos.

Según Euronews poco después se ha producido otra explosión en la estación de metro de Maelbeek, muy cerca de las instituciones europeas, en la que han muerto al menos 15 personas y 55 han resultado heridas.

El acto terrorista ocurre luego de múltiples advertencias de posibles atentados en la capital administrativa de la Unión Europea (UE), desde noviembre del 2015 y luego de los actos terroristas en París.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.