Niños en cabina de Internet
Niños en cabina de Internet

El 2020 fue un año lleno de retos a nivel profesional y familiar. Acoplarnos a nuevas jornadas de trabajo desde casa implicó toda una transformación. Sin embargo, quienes recibieron el mayor impacto fueron los niños del hogar, quienes salieron un día de sus aulas de clase para cambiarlas por la pantalla de un computador.

Según un estudio de Google realizado en Latinoamérica, más del 80% de las familias se han enfrentado a un escenario de educación completamente virtual y esto obligó a más del 81% de los padres a cambiar sus reglas en torno al uso de dispositivos en casa.

El estudio revela además que, con esta nueva realidad, las mayores preocupaciones para los padres de familia son el cyberbullying, el acceso a contenido inapropiado y la privacidad de la información personal.

Frente a este escenario, Margarita Abella, especialista en Educación en Seguridad en Línea del equipo de Seguridad y Confianza en Google, comparte tres consejos que pueden ser de bastante utilidad en estos tiempos de educación virtual y constante contacto con dispositivos digitales:

Día de Internet Segura
Día de Internet Segura
  1. Protege sus identidades digitales

El informe de Google señala que uno de cada 10 padres aseguraron que sus hijos fueron víctimas, al menos una vez, de hackers que robaron información de sus cuentas. Frente a esta problemática, lo mejor es enseñarles a cuidar su identidad digital, haciendo énfasis sobre algunas acciones específicas:

  • Desarrollando contraseñas fuertes que no sean fáciles de descifrar y no compartirlas con nadie, a excepción de sus padres. Del mismo modo, activar la herramienta de verificación de dos pasos, que además de evitar incidentes, también puede generar alertas de posibles intentos de hackeo.
  • Invitándolos a solo acudir a sitios web verificados que tengan un origen reconocido. Para identificar las condiciones de seguridad de una página web, se recomienda:

    – Verificar la url antes de acceder a cualquier link.
    – No entrar o hacer clic en un link desconocido.
    – Hacer primero una investigación previa sobre el sitio a donde se quiere ingresar.
    – Si va a descargar una aplicación, asegurarse de utilizar sitios reconocidos como Google Play, Apple Store, etc.
  • Crear un espacio de diálogo con la familia, en donde se discuta sobre la importancia de cuidar los datos personales y definir en qué espacios no es recomendable información personal.
  1. Conoce con quién hablan en línea

La falta de interacciones sociales externas y la incapacidad de verse con sus amigos tienen un gran impacto. Por esto, ellos recurren a plataformas web para hablar con sus amigos y desconectarse de esta realidad compleja. En esta situación se hace necesario fortalecer nuestra comunicación con ellos, dejándoles clara la importancia de tener cuidado con quién se habla a través de estas plataformas. Según el estudio, entre un 39% y un 52% de los padres en Latinoamérica se sienten confiados de que sus hijos acudirán a ellos en caso de tener problemas de seguridad en línea.

  1. Entiende qué contenido es apto para su edad

Hoy en día, el acceso a la información está al alcance de todos. A pesar de que esto tiene grandes beneficios, también conlleva a una gran responsabilidad. Como familia, ahora tenemos que conocer las diferentes herramientas que tenemos a nuestras manos para darles a los más chicos una mejor experiencia. Google tiene una serie de herramientas que permiten controlar el tipo de contenido al que nuestros hijos están expuestos:

  • Con Safesearch en Google se puede filtrar cualquier tipo de contenido explícito, evitando el riesgo de que nuestros hijos se encuentren con resultados no deseados.
  • También, se puede crear una cuenta familiar de Google, en la que se puede bloquear el acceso a sitios web que pueden significar un riesgo.
  • Family Link es una app de Google que permite establecer reglas digitales para los niños y niñas, en donde se puede monitorear su actividad en línea, administrar e incentivar el uso de apps de contenido apropiado y educativo, y vigilar su horario de uso. Esto permite que las familias puedan tener una mejor y más segura experiencia en línea.
  • Finalmente, YouTube también tiene herramientas de control parental en las que se puede filtrar contenido violento no apto para niños y niñas. Adicionalmente, YouTube Kids también ofrece un espacio seguro para que niños y niñas puedan acceder a contenido de manera segura y se acopla a las decisiones de los padres.

En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea