La CONFIEP otorgó la medalla al “Mérito Empresarial” a Graciela Fernández-Baca, de manera póstuma, por su legado de integridad y contribución al crecimiento económico y social del país, al sumar esfuerzos, desde el ámbito privado, para la implementación de acciones que dieron el impulso necesario para que el Perú sea reconocido a nivel internacional.

Fernández–Baca es la primera mujer en ser condecorada con la medalla al “Mérito Empresarial”, distintivo que la CONFIEP concede a peruanos y peruanas por sus aportes trascendentes a la promoción de la inversión privada y a la ética en el país.

El presidente de la CONFIEP, Óscar Caipo, sostuvo que Fernández-Baca es un modelo de integridad a seguir en los ámbitos privado y público, en los cuales su trayectoria profesional representa una inspiración para el cambio tan necesario que requerimos como país.

“Este homenaje que rendimos a Graciela Fernández-Baca es un reconocimiento al liderazgo ejercido en el ámbito empresarial, desde el cual impulsó proyectos en beneficio del crecimiento económico y social del país, teniendo entre sus logros, el haber desempeñado un rol clave durante las negociaciones para que el Tratado de Libre Comercio (TLC) con los Estados Unidos se concretara”, destacó Caipo Ricci.

En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea