Dr. Inza en laboratorio Geoazur
Dr. Inza en laboratorio Geoazur

El Instituto Geofísico del Perú (IGP), organismo adscrito al Ministerio del Ambiente (MINAM), y el Instituto de investigación para el Desarrollo de (IRD, por sus siglas en francés), vienen desarrollando de manera conjunta estudios abocados a investigar nuevas metodologías para localizar y calcular la magnitud de los sismos mediante .

En virtud de ello, desde el 1 de junio y hasta el 31 de julio de 2022, el Dr. Adolfo Inza, investigador científico del IGP, realizará una visita al equipo científico del Dr. Quentin Bletery del laboratorio Geoazur-, con quien además se viene asesorando la tesis de doctorado del también investigador del IGP, Pablo Lara, relacionada a la aplicación de inteligencia artificial para la alerta temprana de sismos.

“Diariamente, se registran numerosos sismos en el país, cuya información sobre su localización y magnitud se precisa conocer con rapidez. Mediante algoritmos que emplean inteligencia artificial se pueden procesar grandes volúmenes de datos sísmicos y obtener información en menor tiempo referida a la naturaleza del evento, lo que ayudará a interpretar mejor el fenómeno de ruptura o perturbación que dio lugar al ”, precisa Adolfo Inza.

Aplicación de la investigación en

El objetivo que persigue el IGP con su participación en estos estudios es el fortalecer los sistemas de monitoreo sísmico y volcánico en tiempo real, y así suministrarlos de herramientas útiles para optimizar la respuesta rápida y generación de información en diferentes contextos.

Adicionalmente, los investigadores peruanos y franceses vienen estudiando la alteración que producen los sismos en el campo gravitacional terrestre. “Esta perturbación puede ser identificada en las señales sísmicas y ayuda a estimar de manera temprana la magnitud de los sismos superiores a M8.0”, explica Inza.

Como bien lo ha advertido el IGP en reiteradas oportunidades, frente a la costa peruana se emplazan 3 importantes zonas de acoplamiento sísmico que podrían dar lugar a sismos con magnitudes superiores a M8.0. Por ello, el es una zona notable de interés para probar la metodología basada en el estudio de las ondas gravitacionales.

Redacción En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea