Phishing
Phishing

La transformación digital ha traído diferentes retos tanto para las organizaciones como para los usuarios y, con esta transformación, la seguridad digital toma una mayor relevancia para minimizar los intentos de ataque. Los ciberdelincuentes buscan encontrar diferentes caminos para aprovechar la confianza y el desconocimiento de los usuarios para cometer fraudes.

Según el reporte de Appgate Fraud Beat 2022, los métodos más comunes para llevar a cabo cibernéticos están asociados con el phishing, que continúa siendo una técnica muy sofisticada.

A través del uso de ingeniería social, esta técnica puede utilizarse para obtener información confidencial de diferentes maneras. Las industrias más afectadas por este tipo de fraudes son las del sector financiero, comercio electrónico, redes sociales y cualquier compañía, donde a través de un correo o mensaje de texto pueda redireccionar a un usuario a un sitio web suplantado y obtener información como credenciales de acceso e incluso información bancaria.

La encuesta “global Insights 2021” resalta Perú con las siguientes estadísticas: 6 de cada 10 peruanos no reconocen mensajes que puedan ser una estafa; el 61% de los peruanos no saben que son los mensajes maliciosos; y el 40% de los ataques de suplantación son de carácter financiero.

“Es importante que las organizaciones establezcan una estrategia de protección contra el fraude donde se realice una detección y eliminación proactiva de las amenazas. Con la protección de marca a través de Digital Threat Protection, de Appgate, se ayuda a monitorear, detectar y desactivar actividades maliciosas relacionadas con el , dominios similares, redes sociales Deep y dark web”, dice Andrea Pineda, gerente de productos de CLM en América Latina, una compañía de referencia para distribuir soluciones de seguridad de la información.

Cuidado con los hackers

La ejecutiva explica que las entidades que invierten menos en seguridad cibernética, naturalmente, reciben más atención de los ciberdelincuentes y que la solución Digital Threat Protection de Appgate tiene la finalidad de reducir los intentos de fraude al tratar de aprovecharse de los sitios web legítimos, donde los usuarios realizan consultas y consumen recursos.

“Si fortalecemos la protección de marca empresarial, se fortalece también la confianza digital. Los usuarios no pueden buscar la información de sitios web legítimos de la compañía, confiar en información donde se relacione un único elemento de contacto un formulario o, si está incluido un adjunto con un formulario a diligenciar, que no se relacione con el sitio web de la empresa, abrir correos electrónicos de remitente no conocidos y facilitar información personal y/o confidencial.

Además, es necesario evitar enlaces que lleguen por correo electrónico, realizar las búsquedas directamente por el navegador, configurar las redes sociales los más restrictivas posible”, terminó Andrea Pineda.

Redacción En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea