Lesiones cancerígenas y carnosidades por usar lentes sin protección UV

Usar lentes sin protección UV causan lesiones cancerígenas y carnosidades

Lesiones cancerígenas y carnosidades por usar lentes sin protección UV

La exposición al sol (de los ojos) sin el uso adecuado de lentes con protección UV 400 nanómetros durante todo el año, sobre todo en verano, puede ocasionar graves lesiones oculares.

Estas lesiones van desde las carnosidades oculares (pterigión) hasta lesiones cancerígenas en el párpado y la conjuntiva, según advirtió el jefe del Departamento de Prevención de la Ceguera del Instituto Nacional de Oftalmología (INO), Pedro García Rodríguez.

El médico oftalmólogo explicó que es necesario el uso de lentes con filtro UV certificado o la adición de dicha protección a los lentes de medida con la finalidad de proteger a los ojos de la radiación ultravioleta (UVB).

De esta manera se pueden evitar lesiones como el pterigión (carnosidad ocular), catarata (opacidad del cristalino), degeneraciones maculares y alteraciones celulares que producen lesiones cancerígenas en el párpado y la conjuntiva como melanomas, carcinomas, entre otros.

Lentes todo el día en el verano

El especialista sugirió a las personas que están expuestas continuamente al sol en verano, como vendedores ambulantes, policías de tránsito, entre otros, usar estos lentes durante todo el día ya que en esta temporada del año existen altos niveles de radiación ultravioleta.

Lesiones cancerígenas y carnosidades por usar lentes sin protección UV
Lesiones cancerígenas y carnosidades por usar lentes sin protección UV

Uso de lentes con protección UV desde la niñez

En esa línea, mencionó que la radiación ultravioleta tiene un efecto acumulativo a través del tiempo, por lo que aconsejó la utilización de lentes con protección UV desde la niñez, así como en pacientes post operados de enfermedades oculares, sobre todo, aquellos que se sometieron a cirugías de retina, carnosidad, catarata, párpados y cirugía refractiva.

Asimismo, señaló que las gafas con protección UV deben ser adquiridas en ópticas que ofrezcan garantía y seguridad.

“Se debe evitar comprar estos lentes en puntos de venta ambulatorios, ya que muchos de los que se venden en estos lugares no tienen el filtro de protección UV, a pesar que algunos tienen el sticker que asegura poseerlo”, indicó.

El Dato

El filtro UV no se visualiza por la oscuridad u opacidad que tiene el lente. Este filtro protector es transparente y solo se verifica con un aparato denominado uveómetro, que comprueba los nanómetros de protección en las gafas.

La protección ideal para los lentes es la UV 400 nanómetros. (este filtro bloquea cualquier rayo solar, UVA y UVB con una longitud de onda más corto de 400).