El presidente Hugo Chávez llegó la noche del sábado a Caracas, con lo que aumentó la expectativa por la entrega de Clara Rojas, su hijo Emmanuel y la ex congresista Consuelo González de Perdomo.

El presidente Hugo Chávez llegó la noche del sábado a Caracas, con lo que aumentó la expectativa por la entrega de Clara Rojas, su hijo Emmanuel y la ex congresista Consuelo González de Perdomo.

Sin embargo, este domingo todo era hermetismo del Gobierno venezolano.También llamó la atención que la senadora Piedad Córdoba, quien había anunciado su regreso a Bogotá, permanecía en la tarde de este domingo en Caracas.

No obstante, en territorio venezolano el único movimiento significativo que se veía era el de periodistas extranjeros que llegaron allí para esperar la entrega. Algunos se instalaron en Caracas y otros decidieron viajar a Barinas o al estado Amazonas.

Barinas fue elegido por quedar cerca de la frontera colombiana y además porque el gobernador de este estado es el papá del presidente Hugo Chávez. El estado Amazonas parece estratégico pues tiene frontera con los departamentos colombianos de Vichada y Guainía, que son poco habitados.

Mientras tanto, en Bogotá, las familias de Clara Rojas y de la ex congresista Consuelo González de Perdomo prefirieron mantenerse al margen. Quisieron guardar la esperanza de que hoy se les haga realidad la posibilidad de pasar una Navidad con ellos. "Hemos esperado tanto tiempo, que esperar unos días ya no nos preocupa", dijo Patricia Perdomo, hija de la ex representante.

Redacción En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.