Las autoridades mexicanas confiscaron más de 252 kilos de clorhidrato de cocaína que eran transportados en un barco que partió del puerto del Callao y ocultos en tablones de madera.

Las autoridades mexicanas confiscaron más de 252 kilos de clorhidrato de cocaína que eran transportados en un barco que partió del puerto del Callao y ocultos en tablones de madera.

La embarcación Hansa Wismar MCS Chile 755R fue interceptada en el puerto de Mazatlán, tras una operación de inteligencia. La droga llegó a México el 30 de diciembre último tras hacer una escala en Manzanillo, terminal ubicada en Colima.

Al día siguiente las autoridades empezaron la revisión de la carga, después de que se supiera por medio de los servicios de inteligencia que llegaría a la aduana de Maza-tlán un buque donde anteriormente se encontraron 787 kilos de cocaína.

Según el diario El Universal, en total se inspeccionaron 106 de los 136 contenedores que había a bordo de la nave que supuestamente transportaba tablones de madera. La Dirandro investiga.

Redacción En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.