Desmentido el respaldo de Ecuador a Chile. El embajador de ese país en Lima, Diego Ribadeneira, descartó que su país haga de “testigo” en favor de Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, por el caso de la demanda de delimitación marítima presentada por el Perú.  Como se recuerda la Canciller ecuatoriana aseguró en la CUmbre de UNASUR que los tratados de 1952 y 1956 son de límites y no sólo de pesca perjudicando la posición peruana.

Desmentido el respaldo de Ecuador a Chile. El embajador de ese país en Lima, Diego Ribadeneira, descartó que su país haga de “testigo” en favor de Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, por el caso de la demanda de delimitación marítima presentada por el Perú.  Como se recuerda la Canciller ecuatoriana aseguró en la CUmbre de UNASUR que los tratados de 1952 y 1956 son de límites y no sólo de pesca perjudicando la posición peruana.

“Eso no podría suceder de ninguna manera porque Ecuador no tiene por qué opinar sobre el tema de los límites entre Perú y Chile. Ecuador tiene que estar simplemente vigilante de sus intereses”, declaró en CPN Radio.

Agregó que el gobierno ecuatoriano no se está entrometiendo de ninguna manera en el proceso jurisdiccional iniciado por Perú, y deploró que algunos sectores de la prensa insistan en “escarbar” el tema para encontrar dificultades en los países.

El diplomático recordó que la Cancillería ecuatoriana ha dejado en claro dos puntos: la inexistencia de diferendos fronterizos entre Ecuador y Perú, y la vigencia de acuerdos tripartitos con Chile como la Declaración de Santiago de 1952 y el Convenio sobre Zona Especial Fronteriza Marítima de 1954.

“Como se trata de convenios multilaterales en el marco del Pacífico sur, Ecuador ha dicho que se mantendrá atento al proceso que se siga en La Haya, pero siempre en el entendido que este tema compete exclusivamente a Perú y Chile”, indicó.

Precisamente ambos instrumentos jurídicos son considerados por Perú como convenios pesqueros que no definen frontera alguna, mientras que Chile los considera como supuestos tratados de límites. De otro lado, Ribadeneira descartó que entre Ecuador y Chile exista algún tipo de “amistad” para cercar al Perú con algunos gestos, como la compra de fragatas a la armada chilena.

“Sobre ese tema estamos teniendo una guerra de nervios y rumores en algunos sectores. Desde hace cuatro años existe un proyecto para la repotenciación de fragatas, pero es necesario aclarar que Ecuador no tiene ni una, entonces no puede estar pensando en buscar una guerra”, refirió.

Agregó que esas naves servirán para controlar el contrabando de combustible por el litoral, el tráfico de drogas en altar mar, el control de los ilegales que surcan aguas ecuatorianas, entre otros.

El embajador también aseveró que la relación de Perú y Ecuador se ha reforzado tras el conflicto bélico que enfrentaron ambos países en 1998, y como prueba de ello, mencionó que el comercio bilateral en aquel año era de 287 millones de dólares, y en el 2007 subió a mil 700 millones de dólares.

 

Redacción En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.