La británica Amy Winehouse consiguió el Grammy a la Mejor Grabación del Año, gracias a "Rehab", y se convierte en la gran triunfadora de la 50 edición de los Grammy. Ni la negativa del gobierno de los Estados Unidos, de otorgarle la visa por su consumo desmedido de drogas, impidieron que sobresaliera en este importante evento.

La británica Amy Winehouse consiguió el Grammy a la Mejor Grabación del Año, gracias a "Rehab", y se convierte en la gran triunfadora de la 50 edición de los Grammy. Ni la negativa del gobierno de los Estados Unidos, de otorgarle la visa por su consumo desmedido de drogas, impidieron que sobresaliera en este importante evento.

"Rehab", en cuyo estribillo la británica Amy Winehouse se negaba en tres ocasiones a ir a un centro de rehabilitación, también logró el Grammy a la Mejor Canción del Año, que premia a la letra. Además se ha hecho con el premio a Artista Revelación, Álbum de Pop Vocal y Mejor Artista de Pop Vocal.

La artista británica, que no pudo asistir a la ceremonia celebrada en el Staples Center de Los Ángeles por problemas en la concesión de su visado, ha conseguido de momento los cinco premios a los que aspiraba.

 

 

Redacción En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.