Las relaciones bilaterales entre Japón y  Perú se han fortalecido y dieron un giro positivo de 180 grados  durante el gobierno del presidente Alan García, aseguró el  saliente embajador japonés en Lima, Hitohiro Ishida, tras abandonar el país luego de concluir su misión diplomática. 

Las relaciones bilaterales entre Japón y  Perú se han fortalecido y dieron un giro positivo de 180 grados  durante el gobierno del presidente Alan García, aseguró el  saliente embajador japonés en Lima, Hitohiro Ishida, tras abandonar el país luego de concluir su misión diplomática. 

El diplomático informó que como parte de este clima de buenas  relaciones, el jefe de Estado peruano realizará una visita oficial a  Japón en marzo próximo.

En ese viaje, se efectuará una mesa de trabajo entre ambos países  que contempla la apertura de negociaciones para concretar un tratado  de libre comercio. Ishida, quien se despidió este miércoles de los representantes  del Congreso peruano, asumirá un cargo similar en Argentina. 

El embajador saliente dijo que su país observa con interés el  proceso judicial contra el ex presidente Alberto Fujimori (1990-2000) , por presuntos delitos de corrupción y lesa humanidad. Ishida dijo que el de Fijimori, quien tiene la nacionalidad  peruana y japonesa, es un asunto "netamente judicial". 

La negativa de Japón de responder a los pedidos de extradición de  Fujimori, entonces autoexiliado en Japón al amparo de su doble  nacionalidad, "enfrió" las relaciones diplomáticas entre ambos  países durante el régimen del presidente Alejandro Toledo (2001-2006) .

Redacción En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.