A pocos días de que la comisión de Ética del Congreso resuelva si sanciona o no a la congresista nacionalista Yaneth Cajahuanca e incluso si recomienda su desafuero, un nuevo testimonio ratifica que esta habría contratado a dos empleados fantasmas en su despacho.

A pocos días de que la comisión de Ética del Congreso resuelva si sanciona o no a la congresista nacionalista Yaneth Cajahuanca e incluso si recomienda su desafuero, un nuevo testimonio ratifica que esta habría contratado a dos empleados fantasmas en su despacho.

Según el diario Correo, se trata de la versión de Erika Huerto Orizano, quien entre enero y marzo del 2007 realizó sus prácticas pre-profesionales en la oficina de la legisladora. Vía declaración jurada, esta aclaró que ni Carlos Ordóñez Montes, ni Yulema Bolaños Ampudia, laboraron en la oficina de enlace de la parlamentaria en Huánuco.

"Contamos ya con esa versión y la estamos adjuntando a la investigación, esperamos concluir en menos de dos semanas con nuestro informe final y someterlo a votación..Yo no puedo adelantar opinión", dijo Elizabeth León presidente de la comisión de Ética.

Huerto Orizano desmintió además que Ordóñez haya realizado encuestas o recopile información en Huánuco, sino -según la denuncia- era un vendedor de gas que recibía un sueldo sin trabajar. Finalmente precisó que todas las coordinaciones en Huánuco las hacía con la trabajadora Rosi Melgarejo y nunca con Bolaños Ampudia. Como se recuerda esta última laboraba para el Congreso y a la vez en la empresa Yoz Gas EIRL de propiedad de la humalista.

Redacción En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.