Los más de  600 gigabytes de información hallados en el disco duro de los computadores del fallecido cabecilla de las FARC, Raúl Reyes, no fueron manipulados, ni alterados por el Gobierno de Colombia, confirmó esta tarde la Policía Internacional (INTEPOL). En conferencia de prensa, el Secretario General de dicha instancia internacional, Ronald Kenneth, precisó que actuaron con transparencia al revisar los  37.872 documentos de texto, 452 hojas de cálculo, 210.888 imágenes y 10.537 archivos multimedia.

Los más de  600 gigabytes de información hallados en el disco duro de los computadores del fallecido cabecilla de las FARC, Raúl Reyes, no fueron manipulados, ni alterados por el Gobierno de Colombia, confirmó esta tarde la Policía Internacional (INTEPOL). En conferencia de prensa, el Secretario General de dicha instancia internacional, Ronald Kenneth, precisó que actuaron con transparencia al revisar los  37.872 documentos de texto, 452 hojas de cálculo, 210.888 imágenes y 10.537 archivos multimedia.

Sobre el contenido de los archivos se señala que el presidente venezolano Hugo Chávez trató de enviar armas y fondos a la guerrilla y aunque ese país ha rechazado esas acusaciones habría documentación escrita e incluso gráfica que confirmaría tales hechos.

Colombia dijo que sus comandos hallaron las computadoras entre los restos de un campamento rebelde en Ecuador, cerca de la frontera, destruido por fuerzas del ejército colombiano el 1 de marzo. El ministro de Exteriores de las Farc, Raúl Reyes, y otras 24 personas murieron en esa incursión.

Chávez ha calificado los documentos de falsos y ha aludido en todo momento a la ''supuesta computadora de Raúl Reyes''. Niega haber armado o financiado a las FARC, aunque no oculta sus simpatías por la guerrilla más poderosa de América Latina.

Colombia recurrió a Interpol con la esperanza de despejar dudas sobre la autenticidad de los documentos, hallados en tres computadoras portátiles, dos discos duros externos y tres memorias portátiles UBS.

El examen forense se limitó a verificar su Colombia había alterado los archivos y manejado las pruebas correctamente. No se pidió a Interpol que analizara el contenido de los documentos electrónicos propiamente dichos.

Las pruebas que más inculpan a Chávez hasta el momento se encuentran en textos mostrados a The Associated Press la semana pasada por un funcionario colombiano.

Más de una decena de mensajes internos de la guerrilla detallan años de estrecha colaboración entre altos funcionarios del gobierno y oficiales militares venezolanos y las Farc, que incluyen el entrenamiento de guerrilleros en tierra venezolana.

Redacción En Línea

Administrador de contenidos de Grupo Periodismo en Línea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.